Una grave denuncia contra la policía de Cipolletti «duerme» en el Ministerio Público Fiscal

El hecho ocurrió en junio del año pasado, pero todavía no hay fecha de formulación de cargos. Por los golpes, una de las víctimas perdió parcialmente la audición.





Un caso de abuso policial de Cipolletti acumula un año y medio sin ninguna actividad por parte del Ministerio Público Fiscal. La agresión fue de tal magnitud que una de las víctimas llegó a quedar sorda. En mayo, el fiscal general Fabricio Brogna aseguró que la circunscripción tenía muchísima demanda. Pero en este caso no se informaron las razones del excesivo retraso.


La denuncia contra dos uniformados de la Comisaría 24 fue una de las tantas que acumuló la policía de Río Nego desde la irrupción del Coronavirus que desencadenó en una serie de medidas restrictivas a la circulación y un mayor control en vía pública. Llamativamente, con toda la prueba que tiene el Ministerio Público Fiscal y la querella la causa no avanzó.


A casi 18 meses del hecho, no hay fecha para la audiencia de formulación de cargos, el primer paso para activar la investigación. No es habitual que los casos se demoren tanto en la Cuarta Circunscripción.


Fuentes consultadas indicaron que los efectivos policiales acusados siguen prestando funciones en la fuerza de Cipolletti. El caso reviste una grave acusación ya que la víctima recibió tal golpiza que terminó con problemas auditivos en los dos oídos.


En general, el Ministerio Público Fiscal extiende los tiempos de investigación en los legajos sin detenciones, pero al tratarse de una fuerza pública que depende del Poder Ejecutivo se espera una respuesta más ágil, mucho más con los sospechados en la función.


Un antecedente más



Los efectivos, un hombre y una mujer, estaban en ese momento a cargo de la Comisaría 24 que es la unidad de Cipolletti con más denuncias por abuso policial. En ese organismo del barrio Don Bosco también se inició un procedimiento por la detención ilegal de una mujer que transportaba marihuana con la autorización que otorga Nación a los cannabicultores.

En el mismo accionar allanaron ilegalmente una vivienda y dejaron a la hija de la víctima desamparada en la calle. Tampoco se avanzó en ese proceso.


El interrogante que se abre es si la lentitud responde a la demanda que alegó el fiscal Fabricio Brogna para justificar las designaciones de diez fiscales sin concurso en mayo pasado o a la falta de rigor del Ministerio Público al momento de investigar a sus auxiliares de la policía.


El caso



Según la acusación, en junio del año pasado, una pareja denunció que personal de la 24 los detuvo sin motivo y que fueron agredidos salvajemente en la vía pública. Las vejaciones continuaron en la unidad policial. Al hombre lo tiraron al piso y le propinaron distintos golpes, de puño y patadas, que le ocasionaron lesiones en el rostro, labios y oídos. La salvaje agresión le ocasionó la pérdida de la facultad auditiva de ambos oídos.

El hombre y la mujer también aseguraron que fueron demorados por varias horas en un calabozo. El accionar policial se encuadra en las lesiones calificadas por el carácter de funcionario policial en abuso de sus funciones. Sin embargo, a la fecha la fiscalía no avanzó sobre la formulación de cargos.

Según consta en la denuncia, la mujer fue demorada hasta las 3 de la madrugada y su pareja hasta las 11 de la mañana. Habían sido detenidos cerca de la medianoche del 12 de mayo de 2021.

La política del Ministerio Público Fiscal para avanzar sobre las investigaciones depende estrictamente de las medidas cautelares que pesen sobre los acusados. En otras palabras, con el imputado detenido los plazos procesales son más cortos y más estrictos. Con el acusado en libertad la investigación puede llevarse de manera más relajada.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Una grave denuncia contra la policía de Cipolletti «duerme» en el Ministerio Público Fiscal