Una moza exigió que la registraran correctamente y la despidieron en Cipolletti: la justicia condenó al restaurante

La trabajadora intimó al comercio para que la registren de acuerdo a las funciones que desempeñaba. La justicia condenó al propietario del local a indemnizar a la mujer.

Una empleada de un comercio gastronómico de Cipolletti reclamó judicialmente para que la registren de acuerdo con las funciones que desempeñaba. Luego de sufrir un accidente, fue despedida. La Cámara Laboral falló a su favor y condenó al propietario del restaurante.

Según detallaron, la mujer comenzó a trabajar en enero de 2016 en el comercio ubicado en Villegas y Fernández Oro. Se desempeñaba como moza, luego fue bachera y finalmente realizaba tareas como ayudante de cocina. Detallaron que prestaba funciones de lunes a sábados de 20 a 1 de la madrugada.

Planteó que durante ese periodo de trabajo, se desempeñó por fuera de las previsiones de la ley laboral. «Aunque el 1 de julio de 2017 la registraron bajo la categoría de “peón de cocina” y con una remuneración menor a la percibida», aseguraron.

En octubre de 2018, llevó a cabo una intimación formal a su empleador para que la registraran correctamente conforme lo dispone el artículo 9 de la ley 24.013 y le abonaran las diferencias salariales por jornada, categoría y horas nocturnas trabajadas, además del saldo de su remuneración correspondiente al mes de septiembre de ese año.

Pero durante esa época, sufrió un traumatismo de pie y rodilla durante un accidente y justificó su ausencia laboral con un certificado médico. Ante la falta de respuestas a sus intimaciones, en diciembre de ese año se consideró despedida e inició las acciones legales.


Qué estableció la Cámara Laboral de Cipolletti


Según explicaron, la parte empleadora no contestó la demanda ni se presentó a la audiencia de conciliación. Por lo que el tribunal de la Cámara Laboral admitió la pericia sobre sus recibos de haberes y escuchó los testimonios de sus compañeros y compañeras de trabajo, quienes acreditaron las tareas que realizaba la mujer.

Luego de las pruebas presentadas, el tribunal, hizo lugar a la demanda y condenó al propietario del local a indemnizar a la trabajadora en concepto de remuneraciones, sueldo anual complementario, vacaciones proporcionales e indemnizaciones por despido.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios