«Yo te dije te voy a matar», la amenaza previa al intento de femicidio de Neuquén

Adriel Antonio Guerrero fue acusado hoy de dispararle con un arma de fuego a su expareja, frente a sus hijos. "No aceptaba que ella pudiera estar sin él", afirmó la fiscal. La defensa pidió que recibiera asistencia ya que intentó quitarse la vida en la comisaría.

El martes 12 de diciembre, entre las 0.50 y la 1.15, Adriel Antonio Guerrero fue a llevar a uno de sus hijos a la casa de su expareja, ubicada en Cerro Bandera 2221 de la ciudad de Neuquén. El niño no paraba de llorar. Llegó en un auto Chevrolet Agile gris. Ella salió al patio a recibirlo, él le pidió que charlaran. «Hablamos otro día», respondió la mujer.

-Viste que yo te dije, te voy a matar, yo te voy a matar.

Le disparó a corta distancia de la cabeza. La mujer cayó al piso y allí recibió dos tiros más que afectaron su hombro izquierdo y el centro del abdomen. Guerrero se fue hasta una vivienda, que está apenas a dos cuadras, combate de San Lorenzo 1033. Dejó el auto, ingresó y gritó «así me querían ver». Allí intentó suicidarse. Habían convivido 16 años, estaban separados hacía cinco meses, pero él no dejaba de molestarla.

Guerrero fue acusado hoy por la fiscal Silvia Moreira de intento de femicidio. El defensor Elio García solicitó una calificación menor, como es la de lesiones gravísimas, pero el juez de Garantías, Raúl Aufranc, la rechazó.

La mujer permanece internada en el hospital Castro Rendón. Ayer pudo ser entrevistada por la fiscal. Tienen cinco hijos en común con el imputado de 13, 11 y 5 años, más dos mellizos de 11 meses.

Moreira subrayó que existía un contexto de violencia de género previo, tanto verbal como física, que la sobreviviente del intento de femicidio nunca denunció judicialmente. La fiscal sostuvo que guardó silencio porque Guerrero la tenía amenazada de muerte, a ella y a su mamá.

Ese martes a la madrugada alcanzó a decirle al hombre «por favor, que estás haciendo» y a pedirle ayuda a su hijo de 11 años. Tanto él como su hermana de 13, que avisó a la pareja de su abuela de lo ocurrido, declararán en cámara gesell.

La médica forense, Haydee Fariña, que revisó a la mujer constató que estuvo en real peligro su vida. No así la de Guerrero que recibió el alta ayer. Se disparó en la parte posterior de la cabeza, lo que le provocó un traumatismo de cráneo leve. El arma que utilizó no fue encontrada en los allanamientos y la fiscal indicó que no tenía habilitación legal para portarla. En el lugar hallaron un cartucho completo calibre 38.

«No aceptaba que ella pudiera estar sin él o que tuviera otra pareja que no fuera él», remarcó la funcionaria. Los testigos aseguraron que él no quería entender que ya no estaban juntos, no la iba a dejar tranquila e insistía en hostigarla.

La fiscal contó que el imputado tenía vigente una suspensión de juicio a prueba (lo que se conoce comúnmente como probation) dispuesta este año por lesiones leves, agravadas por arma de fuego, y que no estaba cumpliendo con las reglas de comparecer (concurrir periódicamente) que se le habían impuesto. De hecho la jueza de Ejecución Penal, Raquel Gass, cambió la frecuencia de las presentaciones a raíz de esto.

Planteó que su accionar revela el «desprecio absoluto» por la vida de su expareja, que estaba totalmente indefensa, además de exponer a sus hijos a un enorme riesgo.

García, el defensor, y Moreira, la fiscal. Foto Matías Subat.

El plazo de la investigación fue fijado en cuatro meses, el mismo período en el que Guerrero permanecerá con prisión preventiva y prohibición de acercarse a los niños, a su mamá y al entorno familiar. El delito que se le reprocha es homicidio triplemente agravado: por el vínculo, por mediar violencia de género y por el uso de arma de fuego, en grado de tentativa.

Si bien el defensor había propuesto prisión domiciliaria, rondines y una caución de un millón de pesos, el juez afirmó que la utilización de un arma de fuego y la situación de violencia que involucró a sus hijos, todos menores de edad, eran motivos para valorar la detención.

Antes de finalizar la audiencia, García manifestó que apelará la preventiva y le requirió al magistrado que se le garantice atención profesional al imputado ya que intentó nuevamente quitarse la vida en la comisaría en la que está desde ayer, incluso delante suyo. Aufranc hizo lugar.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios