Kielmasz habló de su “verdadera participación”

Sigue negando haber asesinado a las tres chicas. Pero dice estar dispuesto sólo a reconocer su parte.



#

Claudio Kielmasz lleva casi 18 años detenido y está próximo a cumplir 41. Purga prisión perpetua en Río Gallegos.

Triple crimen

ROCA.- Claudio Kielmasz negó una vez más haber asesinado a María Emilia y a Paula González y a Verónica Villar en 1997. No aceptó responder cuando el perito psiquiátrico le preguntó “cómo mató” a las jóvenes cipoleñas y luego cuestionó en un escrito los términos de ese interrogatorio, calificándolo como “una falta de ética profesional”. Dijo estar dispuesto a reconocer “sólo mi verdadera participación” en el triple crimen, en el marco del incidente judicial en el que tramita su pedido de salidas transitorias, pero aseguró que “no voy a cambiar mi libertad” por la confesión de “tres homicidios que no he cometido”.

Este medio pudo conocer una parte del contenido del documento que ayer presentó Kielmasz en el juzgado de Ejecución Nº 10 de Roca, en el que no ocultó el malestar que le produjo la primera jornada de entrevistas con el psiquiatra forense Ricardo Risso. Ese experto especialmente contratado por el Poder Judicial Rionegrino fue el encargado de realizar la pericia que podría inclinar la balanza a favor o en contra de la concesión de las salidas transitorias e incluso de la libertad condicional que viene reclamando el detenido.

Kielmasz está condenado a prisión perpetua desde julio de 2001, aunque está detenido desde el último día de diciembre de 1997. Ya tiene ampliamente cumplido el plazo legal para el otorgamiento de esos beneficios y cuenta con calificaciones ejemplares de concepto y conducta en la cárcel federal de Río Gallegos, donde lleva cuatro años alojado. Pero hasta el momento todos los dictámenes psicológicos y psiquiátricos han sido negativos. Los peritos lo han considerado un “psicópata” con ínfimas chances de recuperación, “manipulador” y con altas probabilidades de reincidencia.

El próximo 17 de septiembre Kielmasz cumplirá 41 años. Está más robusto que en 2010, en su último traslado a Roca, y su característico pelo oscuro ya se intercala con las canas. Hace poco fue abuelo por primera vez. Hace 18 años, cuando ocurrió el triple crimen de Cipolletti, tenía la misma edad que Verónica; dos años menos que María Emilia y cinco años más que Paula. Las tres fueron asesinadas con saña y por eso la Justicia consideró que Kielmasz no pudo haber actuado solo. Aunque los investigadores nunca pudieron esclarecer si existió un cómplice ni quién fue, Kielmasz fue condenado como “coautor de secuestro agravado y reagravado seguido de muerte” y siempre negó haber matado a las chicas. Ahora dice estar dispuesto a reconocer su “verdadera participación” en el hecho, aunque sigue negando ser el autor material de los asesinatos.

Este medio buscó mantener una entrevista con Kielmasz a través de operadores judiciales que intervienen en el caso. Pero todos los consultados coincidieron en aclarar que el detenido pidió expresamente no tener contacto con la prensa y no ser fotografiado.

Ayer por la mañana el perito Risso indicó a este medio que hoy -miércoles- presentaría el informe final de su pericia al juez de Ejecución Juan Pablo Chirinos. Y desde el mediodía hasta cerca de las 14 mantuvo una reunión informativa con el juez, la fiscal de Cámara, Graciela Echegaray; el defensor de Ejecución, Eduardo Luis Carrera; y el abogado por la querella, Marcelo Hertzriken Velasco. (Redacción central)


Comentarios


Kielmasz habló de su “verdadera participación”