Kirchner quiere sumar el PJ a la Internacional Socialista

La iniciativa generó reacciones en todo el arco político

#

Cristina Fernández recibió hace poco al primer gobernador socialista Hermes Binner.

BUENOS AIRES (ABA) .– Si por un lado las necesidades políticas forzaron al ex presidente Kirchner a dar marcha atrás con el proyecto de la transversalidad para inclinarse hacia el P.J; por el otro, al proponer la inserción del justicialismo en la Internacional Socialista, puso a los dirigentes que se definen como de tradición peronista en un brete, especialmente a quienes siempre definieron la identidad de dicho movimiento como exponente de una tercera posición, o cercano a la democracia cristiana.

“Es un globo de ensayo, el justicialismo no está identificado con el socialismo y de alguna manera se lo planteará en el partido, pero si “el jefe” baja esa línea (sumarse a la Internacional Socialista) terminarán todos agachando la cabeza”.

Así lo reconoció un dirigente justicialista alineado con el gobierno quien cree que la propuesta es un juego político de verano, que expresa la necesidad del esposo de la presidenta de retener la iniciativa política. El gobernador santafesino Hermes Binner tras un encuentro con Kirchner expresó que la intención del ex jefe de Estado “podría ayudar a observar las decisiones que se toman colectivamente en ese cuerpo, para luego aplicarlas en el país”, señaló.

Consultado por “Río Negro”, el socialista Ariel Basterio –cercano al kirchnerismo- manifestó que en primer lugar se trata de una cuestión interna que tendrán que resolver los afiliados peronistas. Un allegado del círculo más cercano al diputado nacional peronista, José María Díaz Bancalari, expresó que “previo a ese debate (sumar o no al P.J a alguna internacional) hay que recomponer las bases del peronismo y profundizar su crecimiento”.

“Por ahora, se trata de lobbies, nadie del ejecutivo planteó esa idea y si fuera así se abordará en el Congreso nacional partidario”, sostuvo el vocero de Díaz Bancalari. Como jefe del justicialismo bonaerense, Díaz Bancalari cree que el peronismo en primer lugar debe dejar de estar intervenido y en su opinión reafirmar su identidad como un “tercer movimiento internacional” y el partido más importante de Latinoamérica.

Uno de los pocos que respaldó la movida de Kirchner fue el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, al sostener que el justicialismo “debe tener una posición de centro izquierda progresista que se enmarca en una Internacional Socialista con participación dinámica en el escenario nacional e internacional”. Por su parte, Roberto Lavagna sostuvo que el perfil del justicialismo es de centro progresista, aunque rehuyó la definición de centro izquierda.

El analista Rosendo Fraga advirtió que el supuesto impulso de Kirchner sería contradictorio con la reciente reunión de la internacional de centro derecha en la que a comienzos de mes el P.J, a través de la democracia cristiana, ratificó su pertenencia a ese sector del cual tendría que desafiliarse.

 


Comentarios


Kirchner quiere sumar el PJ a la Internacional Socialista