Kirchner y la difícil misión de transmitirle las diferencias entre el Mercosur y el ALCA

Actualizado a las 20:20

MAR DEL PLATA (enviados especiales, DyN) – El presidente Néstor Kirchner tendrá mañana la difícil tarea de sacar adelante la declaración final de la IV Cumbre de las Américas y a la vez trasladarle a su par de Estados Unidos, George W. Bush las discrepancias que existen entre el Mercosur y Washington sobre el futuro del ALCA.

Fuentes oficiales confirmaron a DyN que, tras la llegada del presidente de los Estados Unidos, George W. Bush a Mar del Plata, acompañado por Rice, la delegación estadounidense comenzó a trabajar con los representantes del Mercosur para intentar consensuar un texto final que involucre, de alguna manera, al ALCA. No obstante, las mismas fuentes indicaron que “está muy verde” un acuerdo en ese sentido, porque “la posición de los países del Mercosur es muy sólida”, en lo que respecta a avanzar en el ALCA siempre y cuando haya una clara señal sobre la eliminación de los subsidios agrícolas.

En ese contexto, trascendió que Rice, a bordo del Air Force One, el avión estadounidense que trae a la comitiva del presidente Bush hacia Mar del Plata, “llamó al canciller Bielsa para dialogar sobre el párrafo no acordado aún sobre el acuerdo comercial. Este mediodía, en diálogo con esta agencia, el vicecanciller y coordinador nacional en el Grupo de Revisión para la Implementación de Cumbres (GRIC), Jorge Taiana, aseguró que el texto de la declaración final de la IV Cumbre de las Américas "está casi cerrado".

"El texto está casi cerrado. Quedan dos o tres párrafos", afirmó Taiana en diálogo con DyN. El funcionario agregó que el grupo que trabajaba sobre el Plan de Acción también definió un texto único "con entre 50 y 60 acciones" y señaló que "ahora falta que lo apruebe el Plenario" de coordinadores y ministros plenipotenciarios. Sin embargo, por la tarde, una fuente oficial señaló a esta agencia que, tras una nueva jornada de negociaciones en el GRIC, la delegación nacional aguardaba que el presidente Kirchner decidiera qué camino tomar en las negociaciones.

En ese sentido trascendió que el eje Argentina-Brasil mantiene “una posición común”, provocando que el MERCOSUR adopte una postura muy diferente a los Estados Unidos, acompañados por México y Canadá. “Es como una discusión entre dos sectores: el Mercosur y el NAFTA. Pero entonces tenemos que ver cuán importante es el libre comercio y en qué nos sirve a nosotros que nos exijan librecomercio sino bajan los subsidios agrícolas”, señaló un funcionario.

En ese contexto, se indicó que Bielsa y Rice dialogaron sobre el ALCA, y la funcionaria estadounidense se habría mostrado confiada en consensuar un párrafo sobre la integración propuesta por la Casa Blanca, que también conforme a los países del Mercosur. Empero, las negociaciones no sólo mostraron grietas en torno al ALCA sino que quedaban pendientes puntos como el concepto de democracia, en cuanto a la gobernabilidad representativa o participativa.

Notas asociadas: Bush llegó en medio de un impresionante operativo de seguridad


Comentarios


Kirchner y la difícil misión de transmitirle las diferencias entre el Mercosur y el ALCA