La actividad volvió a caer en Vaca Muerta en el inicio del año

La cantidad de etapas de fractura disminuyó un 25% con respecto a diciembre. Representa casi la mitad del ritmo que la formación tenía antes de las elecciones PASO y el congelamiento del barril. La petrolera Vista reactivó sus trabajos luego de largos meses.




Luego del repunte que hubo en diciembre, el 2020 comenzó con una caída en la actividad.

Luego del repunte que hubo en diciembre, el 2020 comenzó con una caída en la actividad.

Un nuevo informe sobre la evolución de la cantidad de etapas de fractura que se realizaron en Vaca Muerta, una medición que sirve para graficar como un electrocardiograma el nivel de actividad de la formación, reveló que, pese al cambio de gobierno, la actividad en la búsqueda de gas y petróleo sigue en baja e incluso cayó un 25% con respecto a diciembre.

En total, durante enero se realizaron 346 etapas de fractura en pozos de Vaca Muerta, lo cual en promedio representa que no se fracturaron mucho más de nueve pozos en todo el mes y entre todas las operadoras.

De acuerdo al informe elaborado por Luciano Fucello, el country manager de la firma NCS Multistage, en diciembre, esa cantidad había sido de 467 etapas, bastante lejos de las 676 que se registraron en agosto, en el último mes en el que los planes de las empresas no estuvieron impactados por la crisis que se desató con el resultado de las elecciones PASO y las medidas adoptadas en los días siguientes.

El informe que elabora Luciano Fucello sigue mes a mes la actividad de fractura.

Los guarismos reflejan, además, que en comparación con enero del año pasado, la actividad también es un 18,5% menor, dado que en ese mes se habían realizado 425 etapas de fractura.

Dos datos se destacan sobre la actividad de fractura en enero. Por un lado, sólo cuatro empresas tuvieron actividad, marcando que la mayoría de las firmas mantiene sus planes en una larga pausa de wait and see. Pero por el otro lado, en una especie de yin y yang, YPF marcó una fuerte caída en su actividad, mientras que Vista Oil&Gas volvió a perforar pozos luego de muchos meses en espera.

En números

346
son las etapas de fractura que se realizaron en enero. Representan un 25,91% menos que las efectuadas en diciembre.

Durante enero, las cuatro empresas que realizaron fracturas en sus pozos fueron YPF con 179, Vista con 98, Pan American Energy (PAE) con 56 y Shell con 13. En el caso de YPF, ese nivel de actividad es un 42% menor que el registrado en diciembre, cuando se realizaron 309 etapas de fractura.

Esta baja de actividad se debe en gran medida a un efecto estacional, pues en esta época de calor poco se trabaja en la producción de gas natural y ya en enero del año pasado la petrolera de bandera había estado por debajo de las 150 etapas de fractura.

Vista, la petrolera de Miguel Galuccio, volvió a fracturar pozos luego de varios meses de pausa.

En el caso de Vista Oil&Gas, la reactivación de sus actividades de perforación es alentadora. La firma de Miguel Galuccio fue una de las primeras en frenar todos sus desarrollos cuando se instauró el congelamiento del barril y las naftas del DNU 566, a mediados de agosto.

Pero ahora la operadora volvió a la carga con su plan para realizar su tercer pad a Vaca Muerta en el área Bajada del Palo Oeste. Según se supo, la firma, que ya realizó 98 etapas, tiene previsto realizar cerca de 180 para conectar un nuevo grupo de pozos.

Esta nueva caída en la cantidad de etapas de fractura, refleja como el electrocardiograma, que Vaca Muerta sigue complicada. Mientras no se han dado señales claras de cómo serán las políticas energéticas del nuevo gobierno, a pesar de que ya lleva dos meses en funciones, varias firmas de servicios especiales comenzaron una lenta retirada del país.

Estas empresas de servicios especiales son las que realizan precisamente las etapas de fractura y son, por ello, unas de las más afectadas por el parate que imprimieron las operadoras.

Schlumberger fue una de las firmas que más redujo su presencia en Vaca Muerta, impulsada también por un recorte global que realiza. Otras firmas han tenido que suspender trabajos porque se han encontrado con trabas en la importación de equipos, mientras que al revés, otras firmas del rubro comenzaron a repatriar sus torres y bombas hacia los Estados Unidos.

La cara humana de estos movimientos empresariales, y bajo tierra, está en los trabajadores del sector que son los más afectados por despidos y suspensiones. Y es que en gran medida los números están sobre la mesa, y evidencian que en este primer mes del año, la actividad en Vaca Muerta cayó a menos de la mitad (-51%) que la registrada en febrero del año pasado cuando el shale llegó a su récord de trabajo.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


La actividad volvió a caer en Vaca Muerta en el inicio del año