La amenaza es creciente, según Brown



LONDRES (AFP).- El primer ministro británico, Gordon Brown, confirmó que el impacto de un vehículo en llamas contra una terminal del aeropuerto de Glasgow, en Escocia, fue "un ataque", al justificar el alza de la alerta de seguridad nacional al nivel de "crítico". Luego de una reunión ministerial de crisis, Brown alabó a los servicios de emergencia por haber desbaratado un plan terrorista tras hallar dos coches bomba el viernes en Londres y por su actuación frente "al ataque en Glasgow".

"El primer deber de un gobierno es la seguridad de toda la población británica", dijo Brown. "Es lo correcto elevar el nivel de seguridad en los aeropuertos y en los lugares concurridos, debido a la creciente amenaza", agregó. "Quiero que todos los británicos se mantengan vigilantes y quiero que apoyen a la policía y a las autoridades. Sé que los británicos se mantendrán unidos, resueltos y fuertes", añadió.

Actualmente se desarrolla una pesquisa a nivel internacional mientras la policía destina patrullas adicionales a las calles de la capital. Scotland Yard analiza sin descanso horas de imágenes de video recogidas por cámaras de vigilancia en busca de pistas sobre los autores de los atentados frustrados del viernes último.


Comentarios


La amenaza es creciente, según Brown