La anterior

Por Redacción

En setiembre de 2001, este diario publicó que, en los años en que proveyó de alimentos al Estado provincial, Rocafé no sólo ganó la mayoría de las licitaciones sino que recibió un trato privilegiado respecto de otras firmas: cobrar más pronto que el resto, y en riguroso efectivo. Allí se describía la amistad del gobernador Verani con el titular de Rocafé, Juan de Dios Rodríguez, aunque formalmente aparecía como presidente de la firma un jubilado de Avellaneda que dijo a este diario: "Soy testaferro. Hablen con Juan de Dios".


Comentarios


La anterior