La Casa de Gobierno de Neuquén quedó rodeada de protestas

Las calles céntricas de alrededor están cortadas. El Sindicato de Ceramistas, Barrios de Pie y una agrupación de desocupados confluyeron en la sede del Poder Ejecutivo para reclamar que se garantice el trabajo y la ayuda social.

La zona de la Casa de Gobierno de Neuquén, ubicada en el centro de la ciudad, es un hervidero de manifestantes ya fue el lugar a donde el Sindicato de Ceramistas, un grupo de desocupados y Barrios de Pie llevaron sus protestas.

Con las calles de los alrededores cortadas, las organizaciones levantan sus banderas y esperan ser atendidas por algún funcionario que de respuestas a sus reclamos.

La de los ceramistas es que se aceleren los tiempos de cumplimiento de los convenios acordados con Provincia y Nación. Según el dirigente Andrés Blanco hace más de cinco meses que esperan 15 millones de pesos para la compra de herramientas y el Gobierno aun no realizó la última de tres compras de material por un total de 12 millones. También reclaman un subsidio para la tarifa eléctrica y la expropiación de Cerámica Neuquén.

Sobre el reclamo, el ministro de Producción José Brillo declaró a Radio Unco Calf que se “movilizan por naturaleza porque están siendo atenidos por el Gobierno Nacional, que les paga una ayuda mensual”. El funcionario enumeró que están “en trámite dos grandes aportes para reconversión tecnológica” y “la provincia les está comprando materiales y productos permanentemente para que puedan tener un pasar normal”. Blanco calificó las declaraciones de “falsedad” y aclaró que si bien es cierto que se han reunido, los acuerdos no se materializan.

Por su parte, Barrios de Pie pide la implementación de la emergencia social alimentaria durante dos años ya que “más del 40% de los niños se encuentran en riesgo por malnutrición” según un relevamiento realizado en comedores de Neuquén, Centenario, Cutral Co y Plottier.

La tercera manifestación es la agrupación de desocupados de la zona oeste de la ciudad que ayer, durante la mañana, tomó la sede del Ministerio de Desarrollo Social y cortó la Ruta 22. El reclamo es el mismo: el pago de los alquileres sociales que estaba comprometido para el lunes de la semana pasada según la dirigente del grupo, Esther Villalobos, y trabajo digno para su cooperativa, “Río Covunco”.


Comentarios


La Casa de Gobierno de Neuquén quedó rodeada de protestas