La cocina del hospital de Bariloche alimenta al doble de pacientes

La estructura del hospital Ramón Carrillo se hizo lo más elástica posible para darles de comer a los pacientes que están internados en el lugar y los que permanecen aislados en los hoteles.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

En el hospital Ramón Carrillo hoy cocinan para sus pacientes, el personal y los aislados en hoteles. Foto: Marcelo Martinez

En el hospital Ramón Carrillo hoy cocinan para sus pacientes, el personal y los aislados en hoteles. Foto: Marcelo Martinez

En un invierno cualquiera, el área de Alimentación del Hospital Ramón Carrillo prepara unas 300 viandas por día para los pacientes internados y el personal de salud. La pandemia generó un aumento exponencial, superando las 500 raciones diarias -hubo días en que se llegó a las 700-. 

En el mes de julio, el hospital de Bariloche elaboró 12.799 raciones para los pacientes internados en el lugar y en los cuatro hoteles y, los trabajadores sanitarios. A un promedio de 200 pesos cada vianda, el costo total fue de 2.559.800 pesos.  

En los primeros días de agosto, se prepararon 7.739 raciones. 

“Esto fluctúa día a día dependiendo de la cantidad de casos y la gente que permanece aislada en los hoteles”, señaló Natalia González, jefa de Unidad de Alimentación del hospital, y añadió: “En un momento en que no dábamos a basto con los polos de cocción para elaborar todo al mismo tiempo, contamos con la ayuda del Ejército que aportó sus cocinas y gente. Ellos elaboraban allá lo mismo que nosotros acá”. 

Recalcó que hoy el número de viandas volvió a bajar y para el lunes pasado, se armaban alrededor de 400 raciones. 

El menú de comidas que realizan en el hospital es variado. Foto: Marcelo Martinez

El valor de cada vianda se calcula en función de los insumos y ronda los 200 pesos (incluye el material descartable). 

González explicó que todos los insumos se compran a proveedores locales. Con la altísima demanda debido a los casos de coronavirus, “dejamos de ofrecer muchos menús que llevan mucho tiempo de horno”.  

Las viandas de comida del hospital se llevan a los hoteles donde hay pacientes con covid-19 aislados. Foto: Marcelo Martinez

Con tantas raciones, fuimos simplificando la elaboración para poder brindar una buena calidad. Antes se hacían más tartas o empanadas. Pero hacer empanadas para 150 es una cosa; para 300, otra. Por eso, salieron del menú”, detalló.  

Por lo general, se ofrecen comidas que llevan menos tiempo de elaboración, como pastas, carne o pollo al horno con papas o puré o milanesas con ensalada o pizza. 

El porcentaje de pacientes con alguna patología que tienen una dieta especial, por lo general, representa el 30%.  

Cinco nutricionistas componen el grupo de alimentación (distribuidas en diversas áreas), junto a 11 cocineros. 

“Normalmente, el menú ya está armado pero hoy, ante esta circunstancia de la pandemia, es un día a día en función de la cantidad de gente e insumos con los que contamos”, indicó González que resaltó que hoy, lo más complejo es la logística al tener lugares diferentes para entregar la comida.  

El costo promedio de cada vianda de comida, incluido el material descartable, es de 200 pesos. Foto: Marcelo Martinez

La información respecto al número de hoteles y pacientes internados se recibe por la mañana y a partir de ahí, se calcula el número de raciones. “Antes, con la gente concentrada en el hospital, levantábamos un teléfono y acomodábamos. Por eso, hoy es tan importante una logística prolija para que a nadie le falte la ración de comida”.  

El almuerzo se envía a las 12 del mediodía (junto con la merienda) y la cena a las 20 (con el desayuno para el día siguiente). 

Raciones

70%
de las viandas están destinadas a los pacientes internados, el resto es para el personal de Salud.
$200
es el costo promedio diario de cada vianda, incluido el material descartable utilizado para los pacientes que no están en el hospital.
La comida para los pacientes y aislados en hoteles por covid-19 se realiza cada día en la cocina del hospital zonal. Foto: Marcelo Martinez

Comentarios


La cocina del hospital de Bariloche alimenta al doble de pacientes