La construcción en alerta por el freno de la actividad

Si bien mantiene el impulso de los últimos años en el cierre del 2015 hubo un leve descenso. Lo atribuyen a la incertidumbre por el cambio de gobierno y a la baja del precio del petróleo.



#

Juan Thomes

El aumento del costo de los materiales también habría incidido en el parate, según los especialistas.

NEUQUÉN (AN).- El sector de la construcción creció a toda velocidad durante los últimos años pero en los números clavó los frenos. El Índice Construya (IC), que mide la evolución en la actividad de las empresas líderes del rubro, el año pasado registró un aumento de 8,1% en comparación con el 2014, pero al comparar noviembre con diciembre de 2015 registró un descenso de 2,7%.

En la ciudad, si bien no hay caída, tampoco aparecen nuevos proyectos.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Neuquén, Diego López de Murillas, explicó que este año comenzó sin desocupación, pero con lentitud. A su vez, sostienen que el resultado positivo en 2015 se debió, en parte, al impulso que tuvo sobre la actividad, el crecimiento de la obra pública de un año electoral.

“Notamos una merma en lo referente a metros cuadrados. No está parada la construcción porque los grandes emprendimientos duran bastante tiempo, por eso no hay mano de obra dando vueltas en la calle. Pero no están surgiendo nuevas construcciones o las que se inician son muy pocas”, dijo López de Murillas.

Indicó que la baja se la adjudican a dos cuestiones fundamentales, “el año pasado fue muy político y, hacia el final, se generó mucha incertidumbre. Por un lado está la merma por esa espera de ver qué pasaba con el país y, por el otro, en la zona la caída del precio del barril de petróleo está repercutiendo muchísimo”.

Agregó que si bien no están relacionados de forma directa, el freno en la actividad los complica.

Explicó que enero y febrero son dos meses poco activos en general, por lo que esperan que la actividad retome su ritmo en marzo. Murillas explicó con sinceridad que “No va a depender de una ideología o de un programa, si no de que la sociedad tenga ganas de trabajar y de desarrollar cosas”.

Dijo que el sector es el que da viabilidad económica a cualquier ciudad por lo que siempre tiene que haber un equilibrio entre el mercado que quiere hacer cosas y el Estado que debe regularlas.

Sostuvo que los precios sufrieron un aumento y hay que ver cómo continuará esta tendencia. Una bolsa de cemento a fines de noviembre se conseguía a $89 y hoy ya alcanza los $120.

Por otra parte, se presume que también se puede encarecer la mando de obra, que en la actualidad registra mucho trabajo.

“El sector trabaja bien, es difícil conseguir oficiales, pero se perdió mucho poder adquisitivo por la inflación y hay que recuperarlo con las paritarias. Desde fines de noviembre muy grande el aumento, los alquileres son disparatados”, sostuvo días atrás Víctor Carcar, el Secretario general de la Uocra

Neuquén


Comentarios


La construcción en alerta por el freno de la actividad