La electricidad les cambió la vida

La esperaron más de dos generaciones y desde hace unas semanas las viviendas de crianceros de tres parajes del norte neuquino cuentan con el servicio. Las lámparas reemplazaron los faroles a kerosene y ya sumaron heladeras, lavarropas y televisores.

1
#

“No siempre hay que reclamar, también hay que agradecer estas cosas”, dijo “Lalo” Parada.(Foto: juan carlos parada )

2
#

Durante muchos años los pobladores de Tralaithué, Tres Chorros y Naunauco esperaban el arribo de funcionarios del gobierno provincial para solicitar el servicio de luz en sus hogares. Muchos de ellos reclamaron, esperaron sin poder ver hecho realidad el sueño de años.

Pero desde hace unos días las viviendas construidas con materiales propios de la zona rural cuentan con energía y, con ello, comenzaron a a incorporar los electrodomésticos que les permiten mejorar la vida diaria.

Cuentan con heladeras, frezzer, lavarropas, plancha y, algunos, también con televisor.

La luz en estos parajes, situados a unos 30 kilómetros de Chos Malal, dejó de ser un sueño, una utopía, para transformarse en una realidad palpable.

Paulatinamente los vecinos comienzan a tener luz en sus hogares, hacen las instalaciones para incorporar a sus vidas no sólo electrodomésticos, sino también herramientas, desde generadores a amoladoras y soldadoras.

Laurentino “Lalo” Parada inverna con sus animales desde el año 1983 en el paraje Truquico Arriba, cerca de Tres Corros.

Para el hombre, un conocido criancero de la zona, la luz “es una gran cosa, nos cambió la vida el cien por ciento” aseguró.

En su casa de techo de carrizo se puede apreciar en la entrada, colgada al costado de la puerta, una radio que antes sólo se escuchaba cuando había pilas.

Ahora la pueden tenerla encendida todo el día . “Es mi compañía, además de los peones y los doce perros chiveros” que aprovechan la inmensidad para corretear por el lugar.

En el interior de la casa mostró, orgulloso, un frezeer y un televisor y dijo “es una gran cosa” contar con estos servicios.

Señaló que ya utilizan “la soldadora, una moladora y el taladro” en la reparación de vehículos para las faenas de campo.

“En los años pobres nos alumbrábamos con un candil a kerosene, velas, ahora tenemos luz y tener esta herramienta es una garantía porque nos ha mejorado un montón”, aseguró Lalo.

Añadió: “no siempre tienen que ser reclamos, hay que ser agradecidos de estas cosas”,

La luz también llegó al paraje Naunauco, donde algunos vecinos cuenta con paneles solares, pero todos estos parajes coinciden en la importancia de contar con la electrificación.

La heladera les permite acceder a alimentos que antes no podían comprar porque no tenían como conservarlos, entre ellos lácteos, fiambres e incluso la carne, pero también medicamentos que no deben perder la cadena de frío.

Un proyecto que demandó un año

Las obras de electrificación para estos parajes de la zona norte, comenzaron a hacerse realidad en agosto del año pasado , cuando el gobernador de la provincia Omar Gutierrez inauguró una obra desde Tres Chorros a Rahueco.

Los trabajos demandaron una inversión de 12.360.000 pesos y benefició a 52 pobladores.

Se construyeron más de 50 kilómetros de líneas de media tensión trifásica y bifásica y de baja tensión y se montaron

28 subestaciones.

Beneficiados

“Ahora Tenemos electrodomésticos que nos permiten mejorar la vida, que en estos lugares es muy dura por el clima y las distancias”.

Brunilda Contreras, vecina del paraje Tres Chorros.

Datos

15
familias viven en Truquico, lugar donde también llegó la energía eléctrica. La actividad principal es la crianza de cabras.
“Ahora Tenemos electrodomésticos que nos permiten mejorar la vida, que en estos lugares es muy dura por el clima y las distancias”.

Temas

Chos Malal

Comentarios


La electricidad les cambió la vida