La hija de Pinochet retorna a la Argentina

Retiró el pedido de asilo que había hecho en EE.UU.

WASHINGTON_ Lucía Pinochet, la hija mayor del ex presidente chileno Augusto Pinochet que fue detenida cuando llegó a Washington, emprendió anoche su regreso a Buenos Aires tras retirar su sorpresivo pedido de asilo político en Estados Unidos.

La hija del ex dictador chileno había solicitado previamente a las autoridades el retiro de su solicitud de asilo. Un funcionario del gobierno estadounidense, que pidió no ser identificado, dijo que el Departamento de Seguridad Interior, a cargo de los asuntos de inmigración, no aceptó de inmediato la solicitud de la hija de Pinochet, pues deseaba todavía asegurarse si la petición de retiro obedecía a que la solicitante estaba o no actuando bajo coerción.

Lucía Pinochet, de 60 años, fue detenida el miércoles por la mañana al llegar al aeropuerto internacional Dulles, en el estado de Virginia y que sirve al área metropolitana de Washington, debido a que tenía cargos de evasión tributaria y falsificación de pasaporte en tribunales chilenos.

La posibilidad de que se fuera a Argentina había sido corroborada el miércoles por Suzanne Treviño, portavoz de la agencia sobre Aduanas y Fronteras del Departamento de Seguridad Interior.

Lucía Pinochet pidió asilo horas después de su retención en el aeropuerto y había permanecido desde entonces en un lugar no identificado públicamente, a la espera del inicio de un proceso largo y engorroso.

El retiro de la solicitud de asilo de Lucía Pinochet coincide con las gestiones que hace ante un juez en Santiago de Chile uno de los abogados querellantes en el proceso por corrupción que se le sigue a Augusto Pinochet, con el fin de que el magistrado dicte una orden de captura internacional contra Lucía.

Ella abandonó su país el domingo, la víspera de que fuera citada por un magistrado junto a su madre Lucía Hiriart y tres hermanos para ser notificados de su procesamiento por evasión tributaria y falsificación de pasaportes.

Su madre y sus hermanos concurrieron a la diligencia judicial y se les concedió la libertad provisional bajo fianza. Pero Lucía Pinochet se apareció de pronto en Washington, donde solicitó asilo.

En tanto, en Santiago, el vocero presidencial Osvaldo Puccio dijo a The Associated Press que el viaje de Lucía hacia Argentina, país del cual ella salió el domingo con rumbo a Estados Unidos tras abandonar Chile para evadir una citación judicial, se decidió "dentro de las atribuciones del gobierno de Estados Unidos".

Para Chile "este caso está en el plano policial y de la judicatura y en ese plano debería mantenerse", agregó Puccio.

El funcionario explicó que "no hubo gestiones del gobierno chileno. Se trata sólo de que un ciudadano del país requerido por un tribunal pueda cumplir cuando corresponda la orden de ese tribunal".

Por otra parte, varios miembros de la familia Pinochet, acusados de evasión fiscal y falsificación de pasaportes en el marco del "caso Riggs", pasaron ayer a la ofensiva y tomaron medidas para tratar de impugnar el encausamiento dictado en su contra por el juez Carlos Cerda, según medios locales.

El primero en acudir a los tribunales en Santiago fue Augusto Pinochet Hiriart, cuyo abogado Aldo Duque apeló la encargatoria de reo que pesa sobre el hijo del ex dictador por alteración y uso de pasaportes falsos.

La defensa sostiene que dichos cargos han prescrito, puesto que ocurrieron hace 28 años además la pena por ellos es muy baja. También su madre, Lucía Hiriart, ha presentado un apelación, según los medios.

Por su parte, María Soledad Olave, esposa de Marco Antonio Pinochet y acusada de evasión tributaria, presentó un recurso de amparo también a través de su abogado, quien afirmó que su defendida "es inocente de todos y cada uno de los cargos que se le imputan", según el diario "El Mercurio" en internet.

(AP/DPA)

Su abogado pide que regrese a Chile

El abogado de la hija mayor del ex dictador chileno Augusto Pinochet, Lucía Pinochet, le pidió ayer a su cliente que regrese voluntariamente a Chile.

"Debería regresar", dijo a periodistas el abogado Hugo Ortiz de Filippi, tras reunirse con el juez Carlos Cerda, que el lunes procesó a la hija mayor del ex dictador por evasión tributaria de 860.000 dólares y uso de pasaportes falsos.

Pero un día antes Lucía Pinochet salió por tierra de Chile con rumbo a Argentina, para luego volar hacia Estados Unidos, donde arribó el miércoles y fue retenida en el aeropuerto de Washington por 12 horas hasta que pidió asilo político. "Fue una mala idea, no sé qué razones tuvo", señaló su abogado defensor, que negó además los cargos de evasión en contra de su defendida y anunció que apelará el procesamiento.

No obstante, el abogado querellante en este mismo proceso Alfonso Insunza pidió ayer el juez Cerda que dicte una orden de captura internacional en contra de la hija del ex dictador.

Sobre Lucía Pinochet pesa ahora sólo una orden de búsqueda internacional. "Si se despacha esta orden de captura internacional pasaría a tener calidad de delincuente internacional, por lo tanto no podría ingresar a ninguna parte del mundo sin que exista la posibilidad de ser detenida y traída a Chile", dijo Insunza. La hija del ex dictador permanece detenida en un centro de migraciones y ayer retiró el pedido de asilo político que había realizado.


Comentarios


La hija de Pinochet retorna a la Argentina