La importancia de que Argentina tenga un presupuesto



#

La Argentina de hoy requiere que los actores políticos actuemos con responsabilidad institucional. En este sentido es necesario dar un debate –de cara a la sociedad– para que nuestro país tenga un presupuesto para el 2019.

El esquema económico del gobierno con paritarias a la “baja”, política de “ajuste de shock” para las tarifas de luz y gas, tasas financieras superiores al 70% y una situación inflacionaria sin control afectan día a día el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados e impacta negativamente en las pymes, principal motor del empleo argentino.

En este contexto, claramente este no es el presupuesto ideal. Es un presupuesto restrictivo pero que requiere diálogo desde la oposición para tratar de limitar el impacto sobre los sectores de la clase media y los trabajadores y darle previsibilidad y equidad a las cuentas provinciales.

Otro punto que nadie resalta –pero que la sociedad debe entender– es que de no aprobarse un presupuesto para el 2019 el gobierno podrá “reconducir” mediante un simple Decreto de Necesidad y Urgencia el presupuesto del año anterior (1). Este esquema de reconducción presupuestaria destruye todo el andamiaje de asignación de gastos y previsión de recursos ya que borra muchos límites que el Congreso normalmente le impone al Poder Ejecutivo, permitiéndole el más amplio manejo discrecional del presupuesto y pudiendo disponer libremente el recorte de partidas.

Volviendo a la cuestión de responsabilidad institucional y a la necesidad de diálogo de la oposición para atenuar el impacto de este presupuesto restrictivo es que desde el bloque Argentina Federal del Senado hemos impulsado una importante serie de modificaciones al presupuesto presentado por el Poder Ejecutivo buscando mejorar la situación de los distintos actores sociales:

1. Propusimos eliminar los cuatro artículos del proyecto que recortan un plus por zona desfavorable en las asignaciones familiares y jubilados de la Patagonia. De esta manera, se garantiza el pago del 40% por zona desfavorable tanto para las actuales como para las futuras asignaciones familiares y jubilaciones de los patagónicos.

2. Nos opusimos a la intención del Poder Ejecutivo de incrementar el impuesto a las Ganancias a empleados estatales –como maestros y médicos– y a otros sectores con criterios diferenciales, como ser los empleados petroleros de la Patagonia. Todos los trabajadores seguirán pagando el impuesto a las ganancias de manera similar a como lo hacen hoy, sin incremento adicional alguno.

3. La importancia para el país del Invap, en lo que se refiere a la creación de alta tecnología, es sustancial. Por eso solicitamos incluir un artículo específico para que las exportaciones de tecnología de esta empresa clave para el desarrollo de la provincia de Río Negro y el país no tribute derechos de exportación.

De esta manera esos recursos podrán ser volcados a profundizar el desarrollo de nuevas tecnologías y la creación de empleo calificado.

4. La partida presupuestaria para las universidades es una discusión central en el presupuesto de todos los años. Para el próximo año las principales 30 lograron un incremento promedio de su partida de un 30%. Hemos logrado que a la Universidad de Río Negro se le asigne una partida de $ 1.044 millones, un incremento del 43% respecto al año anterior (2).

5. Las economías regionales son estratégicas para el impulso de una “revolución exportadora” que genere trabajo y garantice el ingreso de dólares al país. Por este motivo propusimos que las exportaciones de economías regionales –desde el vino de Mendoza hasta la pera y manzana de Río Negro– tendrán un diferimiento de 60 a 90 días para el pago de las retenciones de exportaciones. Esto mejorará el capital de trabajo de las empresas exportadoras y dará previsibilidad al sector.

6. Por último, otro dato relevante para las economías regionales patagónicas es que ya iniciamos las gestiones políticas en el Ministerio de la Producción para lograr una rebaja del derecho de exportación que tributa la fruta embalada.

Trabajaremos para lograr que disminuyan las retenciones que actualmente se aplican a este producto regional y tribute una retención de $ 3 por dólar.

Como venimos señalando desde nuestro espacio político, no estamos frente a un presupuesto ideal y mucho menos frente a un modelo económico sostenible. Sin embargo, esta delicada situación requiere que actuemos con la máxima responsabilidad institucional.

El debate del presupuesto no debe servir como plataforma para la discusión electoral del año próximo –algo que la Argentina sufrió en el 2010–, debe ser un gesto de madurez de toda la clase política.

*Senador por Río Negro

(1) Por aplicación del artículo 27º de la ley de Administración Financiera del Estado

(2) Universidades Nacionales - Anexa al artículo 12º

Hemos logrado que a la Universidad de

Río Negro se le asigne una partida de $ 1.044 millones, un

incremento del 43% respecto al

año anterior.

Datos

Hemos logrado que a la Universidad de
Río Negro se le asigne una partida de $ 1.044 millones, un
incremento del 43% respecto al
año anterior.

Comentarios


La importancia de que Argentina tenga un presupuesto