La inseguridad demora la entrega de ayuda

Temen que se repita el caos que se generó el primer día.

Los incidentes que se produjeron el primer día con la distribución del agua generan preocupación entre los aliados.

KUWAIT- El primer suministro de alimentos en el sur de Irak provocó un caos cuando los iraquíes se arremolinaron y pelearon para obtener los bienes que tanto necesitaban, lo que podría demorar los esfuerzos por resolver la crisis humanitaria en ese país, según las agencias de ayuda.

Por otra parte, el hallazgo de minas bajo el agua en la entrada del puerto de Um Qasar retrasó la llegada del barco inglés «Sir Galahead» que transporta agua, comida y productos de primera necesidad.

Casi todas las agencias dijeron que todavía el sur es muy peligroso para los equipos civiles de personal auxiliar. Cerca de la ciudad de Basora hubo enfrentamientos.

Se estima que las zonas detrás del frente de batalla son vulnerables porque fuerzas iraquíes atacan constantemente a las tropas estadounidenses y británicas que tratan de mantener el control de la región.

«Cualquier alivio que los iraquíes reciban de cualquier parte es buena noticia, pero necesitamos adentrarnos en Irak, evaluar la situación y al sector más vulnerable de la población», dijo Antonia Paradela, portavoz del Programa Mundial de Alimentos en Kuwait.

«Pero necesitamos hacerlo en un ambiente seguro. Todavía es muy peligroso», agregó.

Aunque los primeros envíos de suministros llegaron al sur de Irak, aún no son suficientes para satisfacer las necesidades de la población civil .

La pronta entrega de suministros es crucial para Washington y Londres, donde funcionarios esperan que contribuyan a que los iraquíes se incorporen a la guerra para derrocar al presidente Saddam Hussein.

El miércoles, un grupo de iraquíes hambrientos estuvo a punto de asaltar a una caravana de la Media Luna Roja en Kuwait que se dirigía al pueblo fronterizo de Safwan.

«La imperativa humanitaria es entregar la ayuda a quienes más la necesitan, pero eso no se puede hacer en una distribución como la del miércoles», dijo Jon Davidson, del grupo Ayuda Cristiana.

«Vimos gráficamente (en Safwan) que la ayuda quedó en manos de los más fuertes cuando caminaron, literalmente, por encima de los que más la necesitaban», agregó.

Organismos de ayuda dijeron que no habían podido evaluar el grado de la crisis en el sur de Irak ni tampoco organizar la distribución para asegurar que llegue a los más necesitados.

«En las últimas horas, hemos descubierto al menos dos minas bajo el agua, en la entrada del canal que conduce a este puerto y la llegada de la ayuda se ha visto retrasada en 24 horas. El 'Sir Galahead' atracará probablemente el viernes por la tarde», informó a la AFP el capitán de la marina estadounidense Michael Tillotson, responsable del control del puerto, la única salida al mar en Irak.

Según él, las minas tenían la capacidad de destruir el casco de un barco sin problemas.

Desde que los marines estadounidenses se hicieron con el control de puerto, hace cinco días, han sido identificadas numerosas minas y artefactos explosivos en tierra y en el mar, algunas gracias a la ayuda de delfines especialmente entrenados.

Muchas estaban camufladas bajo redes de pescadores, otras en el interior de los barcos o de los almacenes portuarios y algunas flotaban escondidas entre las algas y otros objetos no identificados, explicó.

«Nuestros hijos están bebiendo agua de los charcos, de los riachuelos», explicó a la AFP uno de los médicos de Um Qasar. El doctor, al igual que muchos otros ciudadanos, acudió en cuanto amaneció a las puertas de un campamento militar británico para pedir agua.

Cargados con bidones que transportan en viejas bicicletas, niños y mayores esperaron horas hasta recibir alguna noticia de los soldados. (Reuters/AFP)

Acuerdan petróleo por alimentos

NACIONES UNIDAS- Superando momentos de tensión, los miembros del Consejo de Seguridad alcanzaron un amplio acuerdo ayer sobre ajustes del plan de la ONU de petróleo por alimentos para Irak y esperan votar un proyecto de resolución hoy, dijo el representante de Alemania.

«Tuvimos una buena sesión de consulta esta tarde y parece que hemos encontrado un acuerdo sobre una resolución relativa a la asistencia humani- taria para Irak», dijo el embajador Gunter Pleuger, a cargo de las negociaciones sobre la resolución.

Más de 2.500 millones de dólares destinados a alimentos figuran actualmente en el programa, que es financiado por los ingresos petroleros de Irak. El Consejo de Seguridad ha estado negociando toda la semana para permitir al secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, la revisión de partes del programa, sin consentimiento iraquí, para que puedan movilizarse los suministros de emergencia para Irak lo antes posible.

Las tensiones sobre el tema habían aumentado ayer, cuando el habitualmente cortés embajador de Estados Unidos, John Negroponte, abandonó la cámara del Consejo de Seguridad cuando su homólogo de Irak, Mohammed Aldouri, acusó a Washington de lanzar una guerra para aniquilar al pueblo iraquí. «Estuve escuchando tranquilamente una buena parte de lo que él (Aldouri) tenía que decir, pero ya he oído suficiente», declaró después Negroponte a los periodistas.

«No acepto ninguna de las denuncias ni proposiciones prepotentes que expuso». Aldouri habló al final de una reunión sobre Iraq que realizó el Consejo durante dos días, a pedido de la Liga Arabe, en la que decenas de no miembros denunciaron la invasión estadounidense. (Reuters)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios