La interna de la Uocra se trasladó a la capital neuquina con una toma

Ayer un grupo sin identificación gremial ocupó la sede del sindicato. Reclamaron que el interventor, Víctor Cárcar, sea desplazado de la conducción.



La toma de la sede del gremio comenzó ayer lunes. (Foto: Yamil Regules)

La toma de la sede del gremio comenzó ayer lunes. (Foto: Yamil Regules)

El conflicto sindical de la Uocra sumó más tensión. Ayer un grupo que se identificó como trabajadores “en contra de todos los referentes” tomó la sede del gremio en Neuquén en Bouquet Roldán al 525 y pidió la intervención de la conducción nacional del sindicato. Por la tarde se prolongó el conflicto y pese a la mediación de la fiscalía y el gobierno provincial no pudo destrabarse.

Los manifestantes exigieron una reunión con el gobernador, Omar Gutiérrez, y adujeron que “no estamos con ningún referente, somos trabajadores que queremos que esta interna se termine, el gremio es uno solo y somos los trabajadores”.

Tras la toma del edificio el actual interventor, Víctor Cárcar, desconoció a los ocupantes como afilados al gremio, los denunció y negó nuevamente que estas acciones tengan que ver con una interna sindical, sostuvo que “seguimos con este tema de la marginalidad y la ilegalidad que hay que terminar de resolver”.

Desde el gobierno provincial propiciaron un espacio de mediación en la justicia a través de la fiscalía. Participó el subsecretario de Seguridad, Gustavo Pereyra, quien se comunicó con el abogado de los manifestantes.

Desde el Ministerio Público Fiscal no se explayaron sobre alguna intervención e informaron que la fiscalía de Atención al Público y Asignación de Casos tomó la denuncia del dirigente.

Sobre el grupo de personas que ocupó la sede del gremio, Cárcar los desconoció como afiliados al sindicato y manifestó que “no representan nada”.

Aseguró que “nosotros tenemos 14.000 obreros trabajando, estamos con récord de trabajo. Qué representan 20 o 30 tipos que están con la cara tapada y bidones de nafta”.

Sobre los conflictos armados que se desarrollaron la semana pasada en el yacimiento Sierras Blancas, Cárcar sostuvo que “no es una interna. Si fuera una interna gremial dirimís cuestiones ideológicas, cuestiones laborales, pero de la forma que lo están manejando no deja de ser un hecho delictivo”.

En ese contexto fue consultado por “Río Negro” sobre la detención e imputación de Juan Carlos Levi y Emanuel “El Lechuga” Sandoval en relación a la balacera, respondió que “tienen que trabajar y hacer las cosas bien y si se equivocaron tienen que responder ante la justicia”. Ayer por la mañana se presentaron espontáneamente ante la fiscalía los hermanos Baeza quienes quedaron detenidos y hoy serán imputados, ambos están vinculados al ataque.

Análisis: Conflictos de intereses en un gremio dividido en cuatro

Por: Miguel Suárez

El mapa petrolero de Neuquén tiene varias cabezas que dirigen los destinos del gremio de la construcción. Víctor Cárcar se definió como única autoridad pero reconoció que Vaca Muerta está partida en cuatro.

En Rincón de los Sauces manda Juan “Rancho” Godoy, en Añelo Juan Carlos Levi, en Centenario Ernesto Riffo y en Neuquén capital monopoliza Cárcar.

Pese a que el dirigente niega una interna, la disputa está teñida. La balacera de la semana pasada en Sierras Blancas tiene su raíz en el 2016 cuando un grupo disidente se enfrentó a la conducción encarnada en Cárcar y Levi.

Los opositores estaban respaldados por Godoy y quisieron tomar el control, pero a fuerza de tiroteos se disolvió. Uno de ellos, Juan Acsama, supo cambiar de bandera y logró acomodarse entre las filas oficiales como delegado en Añelo. Pero su enemistad con Levi es secreto a voces y sus diferencias ya quedaron plasmadas a fuego.


Comentarios


La interna de la Uocra se trasladó a la capital neuquina con una toma