La irrupción volcánica sube a escena con “TiemVla”

Esta noche se estrena la pieza teatral que evoca la erupción del Puyehue ocurrida hace casi seis años. Es una de las cuatro obras seleccionadas de entre trescientas presentadas en el país, con producción del Teatro Nacional Cervantes.



#

El elenco que dirige Mariela Roa (abajo a la izquierda)

El 4 de junio de 2011, el pueblo de Villa la Angostura fue cubierto por 30 centímetros de ceniza volcánica tras la erupción del volcán Puyehue, ubicado en la República de Chile. Antes, desde el 26 al 29 de abril, se había detectado actividad sísmica entre 4 y 6 kilómetros de profundidad bajo del volcán, pero las autoridades correspondientes no se alertaron.

Hace seis años, también un sábado, a las 15:15, el observatorio vulcanológico informó de la explosión del Puyehue, que en mapudungun significa “Lugar de peces”. De pronto, el cielo de Villa la Angostura, se oscureció. Cien millones de toneladas de ceniza, arena y piedra pómez, fueron expulsados requiriendo un poder equivalente a 70 bombas atómicas.

“¿Llueve arena o lo arboles se hunden?, ¿papá, a dónde se fueron los colores?”, se pregunta sobre la escena el grupo de teatro angosturense que esta noche, a las 20:30, estrena “TiemVla (Teatro volcánico)”, obra que recupera este suceso histórico desde distintas secuencias escénicas. Será en el Centro de Congreso y Convenciones Arrayanes, de la Villa y puede verse todos los sábados de junio y julio.

Es una de las cuatro obras que entre trescientas presentadas de todo el país, cuenta con la producción del Teatro Nacional Cervantes, que desde su política cultural se propone ser una caja de resonancias de los conflictos estéticos y sociales actuales, y que estos deben orientar la mirada sobre el pasado y la tradición. “Más que un teatro-museo debe ser un teatro-reflejo del presente, y con suerte, un teatro-reloj que adelante lo que vendrá”.

La obra

El cielo está claro en esta Villa la Angostura que hoy transcurre sus días bajo el aspecto de total normalidad. Sin embargo, nadie olvida que hace seis años, la naturaleza dio un vuelco.

La catástrofe que fue la erupción del volcán Puyehue determinó una nueva forma de vida para los habitantes que, en muchos casos, eligieron partir de la Villa. Quienes se quedaron, los que decidieron “palear y palearla” ( el estribillo de la canción de TiemVla), inauguraron un ciclo nuevo de ilusiones, de esperanzas y de solidaridad.

De esto trata la obra: de los posibles caminos con los que nos encontramos ante la adversidad, de lo pequeño que es el ser humano, de su fragilidad.

La dramaturgia de “TiemVla”, surgió antes de la erupción. Se fue gestando como si fuese en el interior mismo del volcán. La idea de llevar a escena el estado contemplativo con el que se vive aquí, surgió como base para lo que vendría luego, dice en esta entrevista con “Río Negro”, Mariela Roa.

La vida contemplada desde adentro de una casa por tres mujeres fue la génesis para este texto que se volvió más orgánico para los actores luego de la erupción del Puyehue.

A estas tres mujeres se le sumaron luego, un buzo rescatado del lagomoto; un motoquero que llega al pueblo y un bajista que marca el pulso del relato. “En simultáneo, a partir de un micrófono abierto, se invita a los espectadores a narrar el testimonio de sus vivencias de aquellos días. En este sentido, la obra construye una suerte de archivo abierto, proliferante, en el que en cada función, en cada relato, se incorpora una experiencia íntima a una trama colectiva, común, donde se confunden, finalmente, Historia y ficción”.

“En un principio escribí para tres actrices, sobre la cotidianeidad, el imaginar desde adentro de una vivienda hacia afuera. Creé a partir de imágenes y por ello no hubo que respetar una sucesión cronológica. Apareció entonces el bosque como espacio determinante donde transcurren las acciones, y también la ruta que atraviesa a estas vidas y que hace de la villa, un lugar de paso. La erupción de esa mañana rompió la contemplación, y por consecuencia, ninguna vida fue la misma”, consideró la directora.

Respecto al elenco, Roa dijo que lo integran cinco actores y un músico. Los eligió por la afinidad que consiguieron trabajando en otros proyectos anteriores. “Cada testimonio de ellos fue distinto y eso me permitió a la hora de escribir, conjugar escenas realistas con algunas más oníricas. Los actores se apropiaron enseguida del material que les propuse. Fue emocionante porque funcionó desde el deseo, la identificación, la unión y el compromiso”.

Por su parte, actores y actrices dijeron que “TiemVla”, es un trabajo que raya con lo catártico ya que el volcán “no sólo expulsó arena, sino que arrojó cosas a nuestras vidas como pobladores y que antes no nos las hubiéramos planteado. Hemos vuelto a revivir sobre la escena ese hecho traumático, donde las miserias humanas se vieron y se palparon. A través del teatro y su poética, mostramos el límite peligroso que es la frontera con uno mismo. Volvimos a recordar ese pasado de cenizas, los colores que se fugaron, la desesperación, la incertidumbre y el desamparo. Pero también la solidaridad y el amor por nuestro lugar. Confirmamos porqué nos quedamos, porqué elegimos vivir aquí, ser de Villa la Angostura.

Ficha técnica

Estreno nacional: hoy, a las 20:30, en el Centro de Congreso y Convenciones Arrayanes, de Villa la Angostura

Funciones: todos los sábados de junio y julio

Elenco: Leandro Andrés, Andrés Barragán, Verónica Marí, Mariela Roa, Gabriela Suárez

Fotografía en afiche: Chiwi Giambirtone

Música: Gustavo Romero

Iluminación: Graciela Veira

Vestuario: Candelaria Borge

Escenografía: Paola Knotek

Dramaturgia y Dirección: Mariela Roa

La catástrofe que fue la erupción del volcán Puyehue determinó una nueva forma de vida para los habitantes de la Villa que, en muchos casos, eligieron partir.

Datos

La catástrofe que fue la erupción del volcán Puyehue determinó una nueva forma de vida para los habitantes de la Villa que, en muchos casos, eligieron partir.

Comentarios


La irrupción volcánica sube a escena con “TiemVla”