La jueza que instruye el amparo inspeccionó la papelera cipoleña

El reclamo tiene siete años. Se inició por la contaminación del Canal de los Milicos.



#

La magistrada recorrió la planta junto con técnicas del DPA.

Miguel Gambera

CIPOLLETTI (AC).- La jueza María Alicia Favot inspeccionó ayer las instalaciones de la planta Celulosa Alto Valle para constatar el funcionamiento de los sistemas de tratamiento de los residuos que genera la papelera y que son materia de un amparo ambiental que inició un grupo de habitantes cipoleños por la contaminación del Canal de los Milicos. La presidenta de la Cámara de Apelaciones Civil realizó la recorrida junto a tres ingenieras del Departamento Provincial de Aguas (DPA) y a representantes de la empresa. La actividad se realizó durante el mediodía de ayer tras la información que brindó la firma sobre la llegada de dos equipos que mejorarán el tratamiento de los efluentes. En una audiencia que se realizó en septiembre, los directivos explicaron que el nuevo clarificados y la prensa de barro estarán en funcionamiento a mediados de diciembre. En la misma acta consta un informe de las ingenieras del DPA, Patricia Reyes, María Marta Conghos y Patricia Fernández, en el que explicaron que para que la planta pueda alcanzar los parámetros de contaminación admitidos en el Código de Aguas y atenuar el impacto ambiental se le autorizó la dilución con agua de los vertidos. Alertaron, igualmente, que el vertedero no estaba sellado, que a pesar de la dilución autorizada los índices del vertido estaban fuera de lo permitido y que no se encontraban construidas las obras civiles para instalar el evaporador, entre otras. Concluyeron que la planta “sigue operando fuera de los parámetros permitidos, con soluciones provisorias y sin obras que indiquen la preparación para recibir el sistema de la planta evaporadora”, aunque especificaron que “no vierte sustancias tóxicas ni que resulten venenosas para los seres humanos o contaminantes para el suelo”. Aclararon que “el daño que se produce es en cuanto a la emisión de olores fétidos”. El amparo fue iniciado hace unos siete años contra varias firmas ubicadas sobre la Ruta 151. Salvo Celulosa el resto adecuó sus tratamientos de efluentes.


Comentarios


La jueza que instruye el amparo inspeccionó la papelera cipoleña