La Justicia Federal investiga fumigaciones sin control

Los allanamientos en Patagones son parte de una importante investigación en marcha.



#

Las aeronaves quedaron precintadas en el hangar.(Foto: Gentileza )

La Justicia Federal investiga fumigaciones sin control

Dos aviones, un hangar, una pista de aterrizaje y una actividad de fumigación aérea. Todo eso sin habilitación. Como si fuera poco, el piloto propietario de las aeronaves cumplía con esa función y no estaría debidamente autorizado para ello, teniendo en cuenta que para la fumigación aérea se requiere una capacitación y autorización diferente a la de un piloto común. Es decir, que este hombre que tendría unos 60 años no sólo desempeñaba la actividad con elementos no habilitados sino que tampoco él lo estaba. Un riesgo para sí mismo y terceros.

Esas son algunas de las irregularidades detectadas en el marco de la investigación iniciada por la Fiscalía del juzgado Federal de Viedma a cargo de Marcos Escandell en calidad de subrogante, tras recibir una denuncia por daños a la salud de personas, animales y el medio ambiente en la zona del Idevi producto de la fumigación aérea llevada adelante por el piloto en cuestión, cuya identidad aún no ha trascendido.

Planteada la denuncia por las personas afectadas, el gobierno rionegrino prohibió esta actividad en la zona y la Justicia Federal inició una investigación que generó esta semana allanamientos en una vivienda del radio urbano y en un campo de Patagones, ubicado a unos 30 kilómetros de Viedma.

Los operativos estuvieron a cargo de personal de la Prefectura Naval Argentina que secuestró 99 bidones con fertilizantes, herbicidas e insecticidas, documentación de interés, teléfonos y computadoras. Además fue clausurado un hangar con dos aeronaves en su interior un Cessna y otra de menor porte. También fueron incautados 275 bidones vacíos de agroquímicos, tres carros tipo batán con capacidad para unos 1.500 litros.

Tras la denuncia de las personas afectadas y la prohibición de la actividad -fumigación aérea y ahuyentar avutardas con vuelos prácticamente al ras del suelo- el piloto habría ocultado las avionetas en el hangar donde fueron encontradas esta semana y quedaron secuestradas.

Estas y el resto de las incautaciones realizadas en los allanamientos abren un abanico de irregularidades que son motivo de investigación para la Fiscalía Federal de Viedma.

Cierto es que los productores necesitan garantizar cosechas y los que pueden tienen el derecho de contratar fumigaciones aéreas. Estas que se realizaron, sin control alguno. Aviones que han sobrevolado la población sin estar habilitados a pesar que en Viedma existe un organismo como el Anac que debe autorizar que un avión vuele y habilitar pistas de aterrizaje. Nada de esto, al parecer, habría sucedido a pesar que un avión por más pequeño que sea no pasa inadvertido sobre todo a los ojos de quienes deben mantener ese control. Otro aspecto importante son los agroquímicos utilizados para las fumigaciones. Si las cantidades estuvieron o no controladas por profesionales capacitados para ello a los efectos de evitar contaminación o daños a personas, animales o medio ambiente como este caso que es motivo de investigación.


Comentarios


La Justicia Federal investiga fumigaciones sin control