La miseria no es justificación para robar



BUENOS AIRES- La Cámara de Casación bonaerense confirmó las condenas contra tres acusados de robar una vaca para comerla argumentando un estado de pobreza y necesidad, que les generaba la imposibilidad de mantener a sus familias.

“Ni la miseria, ni la dificultad de ganarse el sustento propio necesario y el de los suyos son presupuesto de la eximente del estado de necesidad”, sostuvieron, en voto dividido, los integrantes de la Sala Primera de la Casación provincial.

Los hechos se produjeron en el contexto de la crisis de fines de 2001 y 2002, según refleja el fallo: “el momento en que estos hechos se produjeran son tiempos en que el país se vio envuelto en una de las más serias crisis que más golpearon a los estratos sociales más desprotegidos”.

Uno de los jueces, Benjamín Sal Largués, dio por probado que “todos los imputados eran personas de bien que vivían propiamente de la caza y que -circunstancialmente- acudieron al cuatrereo para subvenir a las necesidades de los suyos”. Pero su voto quedó en minoría ante la postura de sus colegas Horacio Biombo y Carlos Natiello, quienes entendieron que “un estado de pobreza genérica no conforma la causa de justificación por la necesidad”. (DyN)


Comentarios


La miseria no es justificación para robar