La obra de la avenida Bustillo necesita más fondos para empezar

Un año atrás se anunció la remodelación de la avenida troncal del Oeste de Bariloche. Se licitó en diciembre pero todavía no se adjudicó porque el presupuesto no alcanza.

Se prevé que la primera etapa de la remodelación de la avenida Bustillo abarque del Monolito hasta el kilómetro 8. Foto: Alfredo Leiva

Se prevé que la primera etapa de la remodelación de la avenida Bustillo abarque del Monolito hasta el kilómetro 8. Foto: Alfredo Leiva

Cuando pasó casi un año de los primeros anuncios acerca de la prioridad otorgada por el gobierno nacional a la modernización y ensanche de la avenida Bustillo, el proceso de licitación todavía está inconcluso y el inicio de la obra quedará para después de la veda invernal en Bariloche.

Así lo confirmó ayer el presidente de Vialidad Rionegrina, Raúl Grun, quien dijo que todavía están “en evaluación” las propuestas presentadas por las dos competidoras en la licitación -las empresa Codistel e Hidraco- aunque en realidad el cronograma quedó frenado a la espera de que el gobierno nacional apruebe una ampliación presupuestaria.

El proyecto original para el primer tramo incluía la la repavimentación, ensanche, construcción de ciclovía, dársenas de transporte y señalización vertical y horizontal, entre los kilómetros 0 y 8. La partida asignada por Vialidad Nacional fue de 385 millones de pesos, pero las ofertas de las empresas superaron largamente ese monto, ya que el pliego incluyó la ampliación del colector cloacal, el reemplazo de la red de agua potable y la iluminación con cableado subterráneo, entre otras obras complementarias.

Hidraco SA cotizó los trabajos en 711.442.316 pesos, mientras que Codistel SA ofertó 714.383.417. Los sobres se abrieron hace más de cuatro meses (el último 30 de diciembre y todavía no hay definición. En la convocatoria Vialidad Provincial establecía una obligación de mantener las ofertas por 30 días.

Grun señaló que la demora responde al interés “transmitido por la gobernadora” Arabela Carreras, para que se incluyan todos los tendidos y obras que hagan falta “para que no haya necesidad de romper el pavimento por al menos 20 años”. Ese mandato obliga a ampliar el presupuesto y hace falta la conformidad de Nación.

Según publicó a mediados de marzo el sitio especializado Construar, el ministro de Obras Públicas, Carlos Valeri, y el intendente Gustavo Gennuso anticiparon que la preadjudicada era la empresa Codistel, y que el siguiente paso era adjudicar y firmar el contrato. Valeri dijo por entonces que “en mayo empezaría el movimiento de obra”. Pero ese compromiso no se va a cumplir, según admitió Grun.

Obra estratégica

Carreras había apuntado al mejoramiento integral de Bustillo como un proyecto clave para generar empleo y también para acompañar al sector turístico en Bariloche, cuando esa actividad estaba paralizada por completo, en los primeros meses de la cuarentena por coronavirus. El 11 de junio de 2020 el presidente Alberto Fernández anunció públicamente la decisión de incluir la Bustillo en el plan de obras de Vialidad Nacional.

En aquel momento se habló de un presupuesto de 1.000 millones de presos para toda la traza y de 385 millones para la primera etapa.

Desde entonces se sucedieron la elaboración del proyecto ejecutivo y una audiencia pública virtual, realizada en octubre, para escuchar opiniones de la ciudadanía.

Allí surgieron reclamos para que se dé prioridad a los peatones, los ciclistas y el transporte urbano, y también que haya especiales cuidados con el aspecto ambiental. Del proceso participaron áreas técnicas del municipio, de Vialidad y Obras Públicas de la provincia y del Ente de Desarrollo de la Cordillera.

Grun dijo que el tipo de intervención sobre la calzada ya está definido y debe ajustarse a un ancho variable “de 12 metros, o 15 como mucho”, donde debería entrar un tercer carril, la ciclovía prometida y banquinas seguras. Nadie habló todavía de intimar a frentistas para que reviertan las invasiones al espacio público.

Lo que falta resolver aún es la metodología de trabajo, para afectar lo menos posible al tránsito. Grun dijo que “eso también tienen que verlo las empresas y forma parte del plan de trabajo”. Anticipó que, según las primeras evaluaciones, “no va a haber cortes totales” y alcanzaría con canalizar el tránsito pasante en media calzada. Grun dijo que resolver esa cuestión es uno de los “meollos” de la obra.

Sobre el trámite pendiente con Nación, dijo que hubo dilaciones porque las áreas técnicas de Vialidad deben evaluar obras complementarias de cloacas y otros servicios “que no son de materia vial”. Pero calculó que la “adenda” al convenio original de financiamiento se firmará en los próximos días. Y el contrato con la empresa ejecutora podría ser suscrito “en un mes o mes y medio”. Grun prefirió “no generar falsas expectativas” y dio por hecho que la obra recién va a empezar en la primavera.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


La obra de la avenida Bustillo necesita más fondos para empezar