La Patagonia se prepara para recibir 250.000 turistas más

La favorecerá el temor a nuevos atentados. Ventajas para las zonas que tienen pocos habitantes.

BUENOS AIRES- De confirmarse las proyecciones de la Secretaría de Turismo de la Nación, la Patagonia será este verano un epicentro turístico. Según los cálculos realizados por esa cartera y confirmados por su titular, Hernán Lombardi, la región recibirá entre diciembre y marzo próximos unos 250.000 visitantes adicionales a los aproximadamente 500.000 que la visitan regularmente en esa época del año.

“Como consecuencia de los atentados en Estados Unidos y la guerra, va a haber una redistribución de los flujos turísticos hacia nuestro país. Y el destino privilegiado por sus características naturales va a ser la Patagonia, que duplicará en un 50% su receptividad de 500.000 turistas por temporada”, dijo Lombardi.

-¿Cómo se hace esta estimación?

-Surge de la observación y análisis que nuestro equipo de trabajo hizo de dos realidades. Una es el conflicto internacional provocado por los atentados terroristas, que impulsará hacia nuestro país a un importante sector del turismo internacional. Y la otra es la derivación interna que harán los 5.000.000 de argentinos que iban hacia el extranjero -principalmente medio y lejano Oriente y Estados Unidos-, que elegirán el interior del país como destino de sus vacaciones.

-¿Por qué elegirían la Patagonia y no otro destino?

-Por dos motivos claros. El primero es que es un producto que funciona como sustitutivo de los destinos exteriores elegidos por turistas de un poder adquisitivo medio-alto, que es el que viaja. Y el segundo es porque forma parte del grupo de regiones categorizadas como de baja densidad poblacional. Y esta característica es un elemento importante en una situación internacional signada por el temor a los atentados y los conflictos derivados de él, por lo que el turismo extranjero buscará estas regiones.

Según el estudio elaborado por la Secretaría que conduce Lombardi, en la actualidad la Argentina recibe casi 3.000.000 de visitantes provenientes principalmente de países de América latina, que, de acuerdo con las proyecciones, continuarán en esa dirección.

El incremento en el último tiempo de arribos al país de brasileños y chilenos señalan la tendencia: mientras que entre julio-agosto de 2000 ingresaron 39.200 turistas de ambas nacionalidades, en el mismo período de 2001 lo hicieron 58.934, un aumento del 74%.

Con respecto a las reducciones de viajes al exterior, los cálculos indican que 380.000 de los 500.000 turistas argentinos que visitaron Brasil en el 2000 dejarían de hacerlo, y lo mismo sucedería con Chile (680.000 de 802.000), Uruguay (1.275.000 de 1.500.000) y Paraguay (92.000 de 98.000).

“El flujo del turismo internacional va a depender del rumbo que tome el conflicto armado en los próximos meses. Y sobre todo de que la gente pierda el miedo a volar”, dice Lombardi.

Pero semejante situación no es justamente algo de sencilla resolución. Según el titular de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo, Marco Palacios, la crisis que actualmente afecta a las empresas de aerotransporte será de difícil repunte, aunque por otro lado puede resultar positiva para la región.

“Por el miedo a abordar un vuelo, hoy se ocupa apenas el 30% de la plaza aérea de las principales líneas. Hay aviones en tierra, menos rutas y decenas de vuelos cancelados. Pero a la larga, esta situación puede ser positiva, porque tiende a la regionalización del turismo. Y la gente va a preferir tomar vuelos más cortos que embarcarse en viajes largos”.

Respecto de la grave situación que atraviesa el sector hotelero, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Germán Pérez, dijo que si bien por estos días el panorama es crítico -hay sólo un 35% de ocupación de las principales cadenas-, hay expectativas de futuro. (ABA)

La incertidumbre condiciona

EL BOLSON- Los prestadores turísticos de El Bolsón presienten que la inminente temporada veraniega será distinta a las anteriores. El temor a salir del país o tomar aviones puede beneficiar la oferta turística patagónica y se preparan para ello.

“Se ha triplicado el número de e-mail pidiendo informes sobre precios y reservaciones” reconoció un cabañero, mientras otro admitió que “muchos preguntan, pero todos están expectantes sobre lo que va a pasar con la economía nacional”.

Martín Cruz, responsable de “La Posta de Themis” reconoció que existe mucho interés por averiguar precios a través de Internet. “Se nota un mayor incremento de correos electrónicos pidiendo tarifas y anticipando reservas, aunque no hay tantas confirmadas. Es posible que eso se vea en los próximos días”.

Agustín Alonso, de “Cabañas Lincoln Ranch”, admitió que “nosotros ya tenemos reservas confirmadas, que son de turistas que han venido en años anteriores. Todavía no podemos hablar de un incremento, pero se nota un interés distinto”.

A esta altura del año comienza a reconfirmarse la reserva de plazas, principalmente para los primeros días del año siguiente. En su mayoría son familias, de clase media, que optan por permanecer una semana (término promedio) en la región.

“Los que vacacionan en forma habitual, por esto de los atentados, deciden mirar hacia la Patagonia y en especial, la zona cordillerana. Pero están inquietos por lo que puede pasar con la economía y prefieren anticipar las reservas, para concretarlas un poco más adelante, esperando que la situación económica se aclare” explicó el titular de un complejo de cabañas. (AEB)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios