La pista falsa del hotel



CORRIENTES (Télam).- Una mujer vinculada con Luis Menocchio, detenido por el crimen del productor Claudio Nozzi, cometido en Corrientes, fue quien reservó una habitación en un hotel paraguayo a nombre de la víctima, en lo que se sospecha fue una maniobra para simular que el empresario estuvo en ese país cuando en realidad ya había sido asesinado en Itatí.

Se trata de Liliana Boccia, una paraguaya de 44 años, quien está procesada en su país por haber encubierto el doble homicidio del empresario argentino Eduardo Maciel y de su novia, Graciela Méndez, cometido en agosto del 2004 y que se le atribuye a Menocchio.

Un informe de la Prefectura Naval de Corrientes revela cómo fue la maniobra para desviar a Paraguay la investigación.

A pocos días de hallarse el cadáver de Nozzi encadenado, baleado y sumergido en las aguas del Río Paraná, los pesquisas creyeron en la posibilidad de que el empresario había sido asesinado en Paraguay o tras permanecer uno días allí. La sospecha surgió debido a que en el Hotel Resort de Encarnación alguien con su nombre y número de documento había ocupado dos habitaciones entre el 6 y 10 de marzo pasado. Pero esa hipótesis empezó a desvanecerse cuando la autopsia al cadáver de Nozzi reveló que habría sido asesinado entre tres y cuatro días antes del hallazgo del cuerpo, el 10 de marzo, en decir que no pudo haber estado en Paraguay en esa fecha.


Comentarios


La pista falsa del hotel