La privacidad y el manejo de la información personal, otra vez en disputa

En las últimas horas, WhatsApp informó a sus usuarios que en exactamente un mes entrarán en vigor sus nuevos términos y condiciones. Sin embargo, el manejo de la información personal que hará el mensajero vuelve a poner la polémica en torno a la privacidad.

Como si de una historia cíclica se tratara, cada varios meses nos enteramos que alguna red social o aplicación que es tendencia comparte los datos de sus usuarios con empresas o los vende. Y así como llega esa información, reaccionamos de distintas formas: están quienes aceptan las reglas del juego en Internet sin demasiada preocupación, y están (y son mayoría en estos días) quienes alzan su voz contra el abuso de la manipulación de información privada.


En esta oportunidad, el ojo de la tormenta se posó en la renovación de los términos y condiciones (TyC) de WhatsApp. Si, ese listado de permisos y avisos legales que por lo general no leemos y aceptamos sin mirar.

Desde el próximo 8 de febrero, entrarán en vigencia los nuevos TyC, y aquellos usuarios que no los acepten no podrán seguir utilizando WhatsApp.

¿De qué se trata este cambio? Básicamente, de una ampliación en los poderes que el mensajero tendrá sobre la información de los usuarios.

Hay tres puntos clave en esta renovación de los términos según la empresa: “El servicio de WhatsApp y cómo tratamos tus datos”, “cómo las empresas pueden usar los servicios alojados de Facebook para almacenar y administrar sus chats de WhatsApp”, y “cómo nos asociamos con Facebook para ofrecer integraciones en los productos de las empresas de Facebook”.

Como suele suceder cada vez que hay actualización de términos y condiciones, muchos usuarios están dudando de si continuar o no con el servicio.


En principio, el tema más importante de esta renovación y que sin dudas es el que mayor revuelo está generando, es el hecho de que WhatsApp podrá compartir nuestra información con Facebook y demás servicios de la compañía de Zuckerberg. ¿De qué datos hablamos? Básicamente, todos: desde nuestra dirección IP hasta nuestros intereses o transacciones comerciales en Facebook, por ejemplo.

Lo de la dirección IP se tornó interesante de analizar, puesto que desde Facebook confirmaron que será rastreada incluso si el usuario no tiene activa la opción de ubicación del móvil o la computadora.

Otro punto al que hay que prestarle atención: WhatsApp no solo recopilará nuestros datos, sino también los de nuestros contactos, por ejemplo en conversaciones grupales.

Claro, ante este intento de ampliar sus poderes, la empresa de Zuckerberg se justificó asegurando que el objetivo es acelerar en la resolución de problemas que sus distintos servicios puedan presentar, pero a esta altura son pocos los usuarios que creen que es el único motivo.


También aseguran que se utilizará esta información para desarrollo de futuros productos orientados de forma más personal a los usuarios, pero una vez más, los constantes casos de venta de datos a compañías ajenas dejan cierta suspicacia.

Además de lo que ocurra en WhatsApp y Facebook, debemos tener en cuenta también el acceso que estas aplicaciones tienen a nuestros equipos, algo que podemos observar cuando ingresamos a la Play Store, buscamos la app y vemos la sección “permisos”. Básicamente pueden manejar y modificar todo.

Es por eso que tendrán acceso a mensajes de texto, micrófonos, cámaras, compras y demás datos sensibles.

¿Todo esto es muy distinto a lo que ocurría hace solo algunos unos meses, o a lo que ocurre con otras aplicaciones? En cierto modo, no.

Datos

30
días tendrán los usuarios para decidir si quieren continuar con el uso del mensajero o buscan una alternativa.
5.000
millones de instalaciones se realizaron ya a nivel global. Es el servicio más utilizado.


Si bien habrá una ampliación en los poderes de WhatsApp, lo cierto es que muchas veces descargamos y aceptamos redes y apps sin fijarnos demasiado en lo que nos solicitan. En líneas generales, lo hacemos sabiendo que nuestra información será utilizada para comercio. Sin embargo, si algo bueno tenía WhatsApp (además de su gratuidad) era que no proveía esta información a terceros. Y ahora ya no será así.

Todos los datos recopilados podrán ser vendidos a terceros, y en resumen ese es el punto más crítico, porque pone sobre la mesa una práctica que es cada vez más común.

Como suele ocurrir cada vez que hay un problema con el mensajero, aparecen algunas alternativas interesantes, que ponen el foco justamente en la seguridad del usuario y de sus datos. En este contexto, Telegram asoma como una de las opciones más interesantes, seguida por Line, otro buen mensajero.


Por lo pronto, es interesante que cada vez más usuarios se preocupen por conocer realmente para qué se usan sus datos y cuáles son los permisos que las aplicaciones y redes solicitan a la hora de dar de alta una cuenta.

Será momento de que empecemos a revisar más minuciosamente los contratos a los que nos exponemos al descargar un servicio de internet, para decidir si realmente queremos entregar tal o cual información, o si preferimos prescindir de una app.


¿Qué información brindamos?



A partir de esta nueva actualización en los Términos y Condiciones, son más los registros que el mensajero hará de nuestros datos. Podrá recopilar información del registro de cuenta de cada usuario, como el número de teléfono.

Además juntará datos de operaciones económicas, como cualquier compra que hagamos en la plataforma; e información relacionada con el servicio, según la compañía, con la intención de mejorar la oferta y solucionar inconvenientes.

También recopilará información sobre cómo el usuario interactúa con los demás, incluyendo empresas (un punto delicado, pues recopila información de terceros, por ejemplo aquellos con los que chateamos en los grupos); información sobre el dispositivo móvil (carga de batería, proveedor de servicios de internet, potencia de la señal, modelo de hardware, sistema operativo); y dirección IP, incluso con la ubicación apagada.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora