Como si fuera Black Mirror, pero en la vida real

Microsoft presentó una patente para una inteligencia artificial que sirva como “backup” de una persona. Si, justo como en la serie.

La secuencia del chatbot de BlackMirror podría ser una realidad de la mano de Microsoft.

La secuencia del chatbot de BlackMirror podría ser una realidad de la mano de Microsoft.

“Vuelvo enseguida” (Be right back en su versión original) es el primer capítulo de la segunda temporada de Black Mirror, la serie distópica que causa sensación año tras año en Netflix.


En resumen, durante aquel episodio una joven interactúa mediante inteligencia artificial con su novio, fallecido semanas antes en un accidente.

La premisa de este capítulo está envuelta dentro del caracter ficcional de la serie, pero sin embargo podría tornarse una realidad más temprano que tarde, como casi todo lo que ocurre en Black Mirror.

¿De qué estamos hablando? De que Microsoft presentó una patente para crear, mediante inteligencia artificial, una especie de bot para comunicarse que utilice datos de determinadas personas. Bajado más a tierra aún, una “copia digital” de alguien con quien podríamos interactuar.

Esto significa que en el caso de una persona fallecida en el futuro, mediante la recopilación de su información online se podría armar una inteligencia artificial que interactúe con modos similares a los utilizados por el usuario.


Desde publicaciones en el muro de Facebook hasta correos electrónicos, pasando por mensajes de voz, Tweets, imágenes de Instagram y cientos de interacciones más se utilizarán para darle forma a la inteligencia artificial de cada bot.

No es el primer ejemplo de este experimento, de hecho hay uno creado en 2016 denominado “Luka” (se puede encontrar en Apple Store) que es un bot en memoria de un joven llamado Roman Mazurenko, fallecido en 2015 tras un choque.

Aquí mismo hemos hablado de “HereAfter” o “Eternime”, otros proyectos similares, pero sin el respaldo que podría brindar una empresa como Microsoft con su infraestructura y, sobre todo, sus millones.


Por el momento, solo se conoce el trámite de patente de la empresa con sede en Washington, pero una cosa es segura: el proyecto de poder seguir en contacto con un ser querido después de la muerte está en sus planes.

Al igual que ha ocurrido desde el inicio de los tiempos, la idea de la “vida eterna” ronda por la cabeza del humano, y si bien no es exactamente el caso, la inteligencia artificial nos plantea una posibilidad de estirar nuestro recuerdo hasta la eternidad. Habrá que ver cómo funciona.


SUSCRIBITE A QUEDATE EN CASA
Todos los días a las 19 para acompañar el final del día.

Comentarios


Como si fuera Black Mirror, pero en la vida real