Cuestionan la prohibición de Quiroga para las motos en el Río Grande

La medida fue anunciada esta mañana por el intendente Quiroga, luego de que dos jóvenes fallecieran al caerse de una moto. Desde el mismo municipio, la policía y los vecinos no creen que la restricción sea suficiente.



Dos muertes apuraron la decisión del municipio de prohibir la circulación de motos en la zona del barrio Río Grande. Sin embargo, la medida parece estar lejos de ser una solución y más cerca de la polémica.

El intendente de Neuquén, Horacio Quiroga, anunció que la restricción comenzará el jueves a las 22 en el cuadrante formado por Aconcagua-Purmamarca, entre Río Negro y La Pampa, hasta Democracia. Aseguraron que se trata de una medida provisoria mientras se trabaja en una modificación definitiva para evitar que la avenida Olascoaga, como relevó “Río Negro”, continúe siendo una pista de carreras.

“Es necesario que de una vez por todas se tome conciencia que debemos respetar las normas de tránsito para una mejor convivencia y para evitar hechos lamentables como los que ya han ocurrido”, concluyó Quiroga, en referencia a lo que sucedió en la madrugada del domingo 7, cuando Francisco Hoffmann (de 30 años) y Evelyn Díaz Sondermann (23) murieron tras caer de la moto en la que hacían piruetas a alta velocidad.

La medida ya se había aplicado en veranos pasados, pero es la primera vez que tendrá carácter permanente, al menos hasta que se realicen las obras prometidas.

Sin embargo, la decisión de Quiroga no pareció calmar las aguas ni conformar a propios y ajenos.

El secretario de Movilidad Urbana, Fabián García, explicó que no ve con agrado aplicar una prohibición, pero es la medida paliativa posible mientras coordinan con Obras Públicas las reformas de la avenida.

García aseguró que se trata de un problema que se expande por toda la ciudad. Afirmó que muchas vecinales denuncian picadas en las calles troncales de sus barrios y agregó que los inspectores municipales no alcanzan para la cantidad de controles que se necesitan a causa de los inconvenientes y las obras viales iniciadas.

La policía tampoco ve con agrado la alternativa. El director de Tránsito, Tomas Díaz Perez, indicó que “ el tema no pasa en la circulación de las motos, sino en el uso indebido y en los excesos. Hay que concientizar el conductor sobre una buena conducta en la conducción, siempre en busca del bien común”, manifestó.

Los vecinos del barrio consultados por este medio, calificaron la medida de “chiste” porque creen que solo perjudicará a quienes tienen sus rodados en regla.

Las obras que se vienen

Estas son las obras que se evalúan para la avenida Olascoaga, desde Aconcagua-Purmamarca hasta el balneario en el río Limay:

Zig-zag: el objetivo es que la avenida deje de ser recta, para que los conductores no puedan desarrollar velocidad. El proyecto sería modificar los bulevares para que el camino sea “ondulado”, como los pasajes del Parque Central. También podría imitarse el paseo Albardón, con la colocación de macetas o delineadores verticales.
Lomos extendidos: son los clásicos lomos de burro, pero con el sector superior en forma plana o de meseta. Según García son el elemento avalado por Seguridad Vial nacional para reducir la velocidad. Se construirían en todas las esquinas y tendrán una doble función: serán reductores de velocidad y senda peatonal.
Adoquines: la colocación de baldosas intercaladas de piedra haría que la superficie no sea lisa, obligando a reducir la velocidad para evitar el traqueteo.

El funcionario municipal, Fabián García, detalló que la elaboración del proyecto entre Movilidad Urbana y Obras Públicas demandaría unos tres meses y luego la construcción otros tres meses más, tiempo durante el que se extendería la prohibición para las motos.


Comentarios


Cuestionan la prohibición de Quiroga para las motos en el Río Grande