La ruta de circunvalación ya está en marcha

La traza rodeará el casco urbano de Bariloche. Tendrá una extensión de 14,7 kilómetros y obrará como empalme entre las rutas nacionales 237 y 258. Los trabajos topográficos ya se iniciaron y el plazo de ejecución es de 24 meses, con una inversión superior a los nueve millones de pesos. Desde la municipalidad aseguraron que las expropiaciones impagas no serán obstáculo para su terminación. La adjudicataria es la UTE Equimal- Hidraco.



BARILOCHE.- La empresa encargada de construir la ruta de circunvalación ya puso en marcha los trabajos topográficos indispensables para comenzar en breve con la limpieza del terreno y la apertura del camino.

Desde la municipalidad, en tanto, aseguraron que la traza está liberada “y ya no hay vuelta atrás”, a pesar de los problemas surgidos como consecuencia de algunas expropiaciones que todavía están impagas.

La compra de la tierra a los dueños originales era una de las responsabilidades asumidas por el municipio con Vialidad Nacional para la concreción de la ruta. Luego de trabajosas gestiones, el gobierno local consiguió que dos propietarios donaran sus parcelas, con otros dos se llegó a un acuerdo en el valor y en la forma de pago y los restantes seis iniciaron juicio para obtener un precio mejor.

El abogado del municipio, Sergio Dutschmann, explicó que estos últimos reclaman un importe por su tierra que en principio fue considerado excesivo y por eso terminaron en juicio. “Sin embargo el municipio cumplió con lo que marca la ley de expropiaciones y les pagó el valor fiscal más un 30 %, con lo cual quedó liberada la traza, al margen de lo que suceda luego con el juicio”, sostuvo el letrado.

También reconoció que hubo atrasos en el pago de las expropiaciones acordadas y por eso uno de los propietarios trabó un embargo “pero de ninguna manera esa cuestión afectará la obra”. En total el municipio desembolsó 160 mil pesos para dejar las 50 hectáreas a disposición de vialidad.

La empresa que ganó la licitación es la UTE Equimal-Hidraco, que cotizó por la obra 9.327.999 pesos. El ingeniero de Vialidad Eduardo Crocco está a cargo del seguimiento de la obra que, según explicó ayer, tiene un plazo de ejecución de 24 meses.

Esto significa que debería estar concluida el 14 de noviembre de 2001. Pero según el técnico, los tiempos serán flexibles, ya que el asfalto no puede colocarse con una temperatura inferior a los 8 grados y el clima de la región puede imponer demoras forzosas.

La circunvalación completa tendrá una extensión de 14.727,30 metros y unirá la ruta nacional 237 (que permite acceder a Bariloche desde Neuquén) con la 258, que ofrece salida hacia El Bolsón.

La franja de tierra que estará bajo dominio de vialidad será de 70 metros de ancho, el camino pavimentado tendrá 7,30 m, con 3 m de banquina a cada lado.

Crocco explicó que serán necesarias varias obras de remoción de tierras, sacando material para salvar algunas lomas y rellenando en otros sectores, con el propósito de evitar las pendientes bruscas.

Además será necesario construir un puente de hormigón de 33,60 metros para salvar el arroyo Ñireco. En ese tramo el camino tendrá un ancho de 8,30 metros e incluirá dos veredas peatonales.

Además de evitar que las calles Onelli y Elordi sigan recibiendo las decenas de pesados camiones que las recorren a diario, la nueva ruta obligará a modificar el acceso al aeropuerto y la ubicación del puesto caminero de la policía rionegrina, que deberá correrse casi un kilómetro en dirección a Dina Huapi.

En el cruce de la circunvalación con la ruta 237 se construirá una rotonda, que también servirá como derivador de tránsito hacia la estación aérea. Este punto estará a unos 500 metros hacia el Este del actual desvío.


Comentarios


La ruta de circunvalación ya está en marcha