La sanción generó temor entre empresarios

Entienden que costos y precios surgen de la libre competencia y no pueden ser establecidos por ley.



Distintos sectores del empresariado regional tomaron con mucha preocupación la aprobación por parte de la Legislatura de la nueva ley que contempla el “sistema básico de información orientativa del complejo frutícola”, especialmente el apartado que fundamenta los costos referenciales de la actividad primaria.

Para este año estos costos se estimaron, en promedio, en el orden de 15 centavos.

“Lo que se intenta hacer es desviar la atención de los verdaderos problemas del sector”, arriesgó un ejecutivo de la región, ligado al sector exportador, al ser consultado por el tema.

Por su parte, la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) no tardó en reaccionar al conocerse la aprobación de esta nueva Ley: “reiteramos nuestra posición de que costos y precios son los mecanismos de asignación de recursos de la libre competencia y no pueden ser establecidos por Ley”, reza un comunicado de la entidad llegado ayer a esta redacción.

Para los empresarios, esta nueva Ley puede dividir aún más a los sectores de la actividad. Y este es el razonamiento que utilizan para llegar a esta conclusión:

* Los valores de las fruta en la región en esta temporada se los ubicaran, en promedio, en el orden de los 12,5 centavos. Una simple cuenta muestra que el sector primario para llegar a compensar el costo de producción en la temporada que viene, necesitará una ayuda (subsidio) del orden de los 30 millones de pesos. Con esta cifra se alcanzaría el valor promedio de 15 centavos, determinado con la nueva Ley.

* La iniciativa de la Legislatura provincial incluye el pedido a la Nación de estos fondos. Desde el sector empresarial ven poco probable la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional pueda hacer este aporte. Sin embargo, no descartan acompañar el reclamo.

* Al no encontrar respuesta los productores para poder llegar al costo de producción de 15 centavos, pedirían un esfuerzo adicional de las empresas para compensar esta pérdida (socializar la pérdida); es decir pagar más de lo que puede llegar a dar el mercado por el valor de la fruta .

“Lo que no se entiende que la crisis no es de un sector sino de toda la actividad. Y esta nueva Ley no hace más que desviar el problema central que padece la actividad: la pérdida de competitividad y la profundización de la falta de rentabilidad”, remarcó la fuente.

Por su parte la CAFI señala que tanto empresarios, productores como así también el gobierno tienen parte de la responsabilidad de la crisis por la que hoy está atravesando la fruticultura regional. “No es enfrentándonos artificialmente entre nosotros como encontraremos las soluciones. Eso favorece a otros intereses”, finaliza.

Cada localidad mostró a sus chacareros en vigilia

Unos 160 tractores se apostaron en las banquinas de la ruta nacional 151, a la altura de Cinco Saltos, Cordero y Campo Grande, a la espera del resultado del tratamiento legislativo del precio marco para la producción. Lo resuelto no conformó.

Los referentes de las cámaras de productores acudían desilusionados a la reunión que se realizaba ayer por la tarde en Allen (ver aparte).

Para los productores “la expectativa era otra, pensábamos en 20 centavos y 18 era el mínimo” dijo Mario Creljenko, presidente de la Cámara de Productores de Campo Grande.

Ayer otra vez los tractores volvieron a transitar las rutas del Valle Medio. En la comarca las columnas sumaron cerca de 70 vehículos de todo tipo.

Cerca de las 14 los productores comenzaron a circular por los caminos del valle, dirigiendose a las concentraciones que se realizaron en dos puntos: frente al municipio de Luis Beltrán y la cámara de productores del departamento Avellaneda en Lamarque.

Una hora más tarde, los productores enfilaron hacía la rotonda de acceso a Luis Beltrán. Lentamente, y escoltados por patrulleros de la policía, ambas columnas se juntaron, cerca de las 15,30 en la intersección de la ruta nacional 250 y el camino que conduce a Luis Beltrán.

En tanto, los productores frutícolas de esta región se movilizaron en Río Colorado y permanecieron por unas cinco horas a la vera de la ruta Nacional 22 .

Unos 250 productores en un centenar de vehículos partieron desde la colonia Juliá y Echarren y recorrieron las principales arterias céntricas antes de llegar a la carretera nacional. Los chacareros se detuvieron en las cuatro entidades bancarias del medio. (ACS, AVM y ARC)

Protesta con incidentes por los salarios en una chacra de Allen

ALLEN (AA).- Diversos incidentes se produjeron en la madrugada de ayer entre un grupo de obreros rurales de Allen que vienen reclamando por sus salarios desde hace algunos días y los propietarios de la chacra donde reclaman.

Amenazas y disparos alertaron a la policía, que debió concurrir al lugar y desde ambas partes se realizaron denuncias penales.

Los rurales iniciaron la protesta, según indicaron “cansados porque desde el mes de marzo y otros desde hace más de un año no han cobrado los salarios familiares ni el sueldo”.

La chacra donde se desató el conflicto está ubicada sobre el acceso Güemes de esta ciudad en proximidades a la ruta 22, y es propiedad de Adrián García. Allí alrededor de una quincena de trabajadores, si bien aseguraron que los perjudicados son más, plantaron sendos carteles y banderas en señal de protesta.

Por su parte García desmintió la versión y sostuvo que posee todos los recibos de los pagos que ha realizado y que “de los nueve reclamos que me han hecho sólo le debo a cuatro personas por un saldo que me quedó de los trabajos invernales”.

Las denuncias no son nuevas, según explicó la delegada de UATRE Haydé Coila, ya que ésto viene de hace más de un mes. “Se hicieron inspecciones con la obra social, también intervino la Subsecretaría de Trabajo y se firmó un acta pero los dueños de la chacra nunca la respetaron”, relató además.

“Están debiendo a los compañeros los salarios familiares desde marzo, y les vienen dando diez pesos por semana a cuenta del sueldo. Cuando fuimos allá vimos a algunos que van a buscar los huesos que tira Fricader, para poder comer”, agregó la delegada gremial de la seccional Allen y Fernández Oro que agrupa a unos dos mil afiliados.

Durante la madrugada se escucharon varios disparos, según dijeron los obreros, que provenían desde el interior de la chacra, por lo cual iban a radicar la denuncia en la comisaría local.

En tanto algunos que ya se consideran “nuevamente desocupados”, aseguraron a los representantes de UATRE que “nos hacen todos los descuentos y después no nos realizan los aportes. Ni siquiera tenemos obra social”, manifestó Alberto Maripe, uno de los trabajadores que permanecía allí apostado a la espera de una solución.


Comentarios


La sanción generó temor entre empresarios