La selección, entre el caos, las cámaras y el absurdo

La batalla por lograr hablar con los jugadores.

Faltan cuarenta minutos para el mediodía, llueve y el predio de la AFA en Ezeiza está por explotar. Más de 300 periodistas hacen una fila interminable para ingresar a la sala donde los jugadores responderán a sus preguntas. El lugar es chico, y en un espacio tan reducido, los derechos se ganan a pura prepotencia. Prepotencia de codos, empujones y rodillas. Nadie pide permiso. No se usa El capitán del equipo, Roberto Ayala, contesta –sereno- una y otra vez las mismas preguntas. Le cuenta a un canal de cable de barrio que «la expectativa de estas eliminatorias es empezar de la mejor manera posible, ganando y gustando. Todo depende de nosotros». De pronto, un cronista del canal de las tres pelotas interrumpe, inflexible: «Pará, estoy en vivo para el noticiero». Ayala queda desconcertado en el medio. El periodista del canal chico duda. Las tres pelotas lo pasan por arriba. Se impone el más fuerte.

Crespo se sienta en una silla, contra una pared. Una horda de movileros se le abalanza como si hubiese un premio para el primero en preguntar. «Me golpeaste la cámara», se enoja un camarógrafo y discute con un fotógrafo. Pero no hay tiempo para nada. Aparece DAlessandro. La estrella del Wolfsburgo provoca una nueva corrida desesperada. Otra nube de periodistas acorrala al joven. El griterío, la histeria y el absurdo inundan la escena. Entonces el cuestionado Vivas parece quedar relegado, en un segundo plano. Pero no. «Ay, ay, ay, estamos con Nelson», vocifera Roniee Arias, el eléctrico y sinuoso notero de Kaos, encimando al defensor. Alrededor deambulan el «Kily» González, Cavallero, el siempre cuestionado «Piojo» López, Cambiasso, Almeyda, Saviola y el «Chelito» Delgado. Todos, en una u otra medida, son asediados por l prensa. Y por algunos cholulos, que llegaron hasta allí, lograron burlar la seguridad, y se llevan un autógrafo como trofeo Hay alguien que apenas musita las palabras. Fiel a su costumbre, Pablo Aimar prefiere refugiarse en su tímido tono cordobés, con una cadencia que contrasta con el alboroto, la exaltación mediática que parece arrinconarlo.

Afuera de la sala, alguien habla en otro idioma: «Ehhh, yes, its special because its my country» («Es especial porque es mi país»). En un inglés con aroma a La Plata, Verón le explica a tres periodistas británicos sus sensaciones por vestir la celeste y blanca. Cuanto terminan, los cronistas ingleses observan azorados el caótico despliegue. La estrella del Chelsea retoma el diálogo en castellano. Y aclara, con una media sonrisa: «Mi inglés es medio rústico, ¿no?». Se supo defender bien. Pero mejor se maneja a la hora de hablar sobre la hostilidad que pueda haber en el Monumental: «Todos preguntan por la respuesta de la gente. Nosotros esperamos la respuesta nuestra. Lo que hagamos nosotros dentro de la cancha enganchará a la gente», le dice a «Río Negro», tras recordar el reportaje que salió publicado un par de semanas atrás. «¿Qué jugadores me provocan satisfacción en una cancha? Yyy… Zidane, Figo, Aimar… ¿Beckham?…». Verón duda, no lo nombra y levanta los ojos buscando una respuesta para salir airoso. La encuentra: «Ehh, sí, pero bueno, es otra clase de futbolista. Un gran jugador pero otro estilo» Son las 12.40. «Se hace tarde para comer», le gritan a Ayala, el único jugador que queda en la sala. «Chau, me voy a almorzar», cierra el defensor. Afuera sigue lloviendo. Adentro quedan los restos de un choque de planetas.

Juan Ignacio Pereyra (ABA)

El defensor Nelson Vivas, uno de los tres jugadores del ámbito local llamado por Marcelo Bielsa, afirmó que no lo sorprendió la convocatoria para el partido frente a Chile, porque el técnico «conoce» como trabaja. «No me sorprendió la convocatoria porque Bielsa me conoce bien y sabe como trabajo. Estoy con muchas ganas de jugar», reconoció el jugador más cuestionado por la gente y el periodismo «No tuve problemas en adaptarme porque conozco bien la forma de trabajo, por mi paso en el proceso anterior», agregó el jugador más veterano (el 18 de octubre cumplirá 34 años) del actual plantel argentino.

Cristian González expresó el deseo de «volver a enamorar» al aficionado argentino. El flamante mediocampista del Inter fue uno de los más solicitados durante la tumultuosa requisitoria periodística a la que se prestaron ayer los dirigidos por Marcelo Bielsa

El «Kily» González continuó: «Esperamos contar otra vez con la aceptación del público, que es un tema que le preocupa al plantel, después de lo que nos pasó en el último mundial, porque fracasamos justo en el momento de hacer bien las cosas», expresó «Ahora, está claro que depende de nosotros volver a tener su apoyo y volver a enamorar a la gente. Sin dudas, si repetimos nuestra eliminatoria anterior, lo vamos a conseguir. En lo personal, con un buen rendimiento intentaré retribuirle al entrenador (Marcelo Bielsa) esta nueva confianza que me ha otorgado», sostuvo En cuanto al partido, estimó que el equipo planteará el juego de acuerdo con sus conveniencias, «no como juega Chile y si tiene o no ausencias», comentó González.

Hernán Crespo cree que «no hay que pensar tanto en una revancha, y sí apostar a un trabajo a largo plazo, de hormiga», como para desalentar ansiedades respecto de una rápida reparación de la debacle sufrida por el equipo en el Mundial 02 «Ante todo, pensamos en ganarle a Chile y a Venezuela. Si nos va bien, muchos empezarán a olvidarse del Mundial. Quiero que Argentina se clasifique, pero me interesa poco si lo hace en primer o en cuarto lugar», explicó.

«Claro, lo ideal sería estar lo más pronto posible clasificados para el próximo campeonato del mundo. Respecto del juicio de la gente y los periodistas, espero que la crítica sea constructiva», dijo.

La tapa negra de 'El Gráfico' con la palabra «vergüenza». El lanzamiento de Sanfilippo en el programa de Neustadt. Cincuenta mil personas, con cinco goles indegiribles en sus entrañas, pidiendo, rogando que volviera Diego. Fuel día que Colombia jugó como los dioses y los argentinos para el diablo Ese 5 a 0 histórico en el 'Monumental' marcó a fuego la historia futbolística de ambos paises. Al otro día la gente, en la Argentina, estaba en silencio. Los semblantes en la calle eran una mezcla de tristeza y asombro, sobre todo eso, asombro. Y lo bueno fue que volvió Maradona al seleccionado para jugar el repechaje ante Australia, al que se llegó gracias a un gol agónico de Perú en el cierre de la eliminatoria. Repechaje angustioso, cerrado. Pero que a la selección de Alfio Basile le dio la chance de llegar al Mundial de los Estados Unidos Aquella tapa negra fue muy fuerte. Por muchos criticada. Por muchos avalada. Las ácidas críticas del «Nene» Sanfilippo a Goycochea en «Tiempo Nuevo» provocaron que Carlos Bilardo saliera de su casa e irrumpiera en el estudio de canal 11 para defender al arquero. Había comenzado la «carrera mediática» del ex delantero. Es cierto que aquella goleada fue histórica. Y sirivió además, para que Basile purgara parte del equipo: ni Altamirano ni Basualdo volvieron a ser convocados.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios