La tercera no fue la vencida

Tigre le pegó otro golpe al Racing de Russo



#

El contraste: la decepción de Racing, la alegría del Matador.

FBaires

Como Estudiantes y Lanús, Tigre ahora también se sumó a la lista de verdugos de Racing. La Academia sumó su tercera caída (2-1) al hilo en el Clausura y volvió a ceder terreno en la lucha de vanguardia. Las estadísticas marcan a las claras el trámite del primer tiempo jugado en el Cilindro de Avellaneda: 9 llegadas claras de los locales contra dos de la visita. Así y todo Tigre se fue arriba en el marcador porque sobre los 23, el Tanito Pernía tomó un rebote en el área y fusiló a Fernández. Una injusticia mayúscula, porque Racing fue el que propuso, con buen toque de balón, movilidad, precisión y bandas bien abiertas. Gabriel Hauche quebró constantemente el endeble achique que propuso la defensa del Matador y por eso los jugadores de Miguel Russo estuvieron al menos cuatro veces cara a cara con Daniel Islas, la figura de ese período. El arquero les ahogó el grito al Demonio, a Teófilo Gutiérrez, a Franco Zuculini y a Lucas Licht, quien complicó aún más al local cuando inexplicablemente se hizo expulsar a los 43 de la primera parte. El complemento fue otra historia, porque Racing no tuvo paciencia y Tigre golpeó cuando apenas iban 5’ por intermedio del temible Stacqualursi. Al local se le hizo cuesta arriba el trámite, que a la vez se tornó muy friccionado. Claudio Yacob descontó a los 31, pero el empate no llegó y el Cilindro fue una caldera.


Comentarios


La tercera no fue la vencida