La terminal de ómnibus de Plottier podría cerrar

La obra es en realidad un parador que no tiene autorización formal, por lo que las empresas no están obligadas a entrar





NEUQUEN (AN).- La terminal de ómnibus de la ciudad de Plottier fue inaugurada hace dos años con bombos y platillos pero podría dejar de funcionar tras la apertura de la nueva terminal de Neuquén.

La crisis surge no sólo por la cercanía que hay entre las dos obras sino, y sobre todo, porque la terminal de Plottier no es en realidad una terminal.

Para que un establecimiento sea considerado terminal de ómnibus debe estar autorizado por la Dirección General de Transporte, de lo contrario no es más que un parador.

Las empresas de ómnibus están obligadas a entrar a todas las terminales que hayan en su recorrido, pero no existe ninguna regulación específica para los paradores. En estos lugares entran solamente las empresas que lo desean.

 

Sin permiso formal

 

La terminal de Plottier es en realidad un parador, ya que no tiene la autorización correspondiente, y como tal las empresas que utilizan sus servicios lo hacen «de buena fe».

No obstante, el panorama se muestra tormentos cuando se piensa en la apertura de la nueva terminal de Neuquén.

Ubicada a menos de 10 kilómetros de la de Plottier, contará con servicios de última generación.

Una simple ecuación hace previsible el perjuico que la mega obra le traerá a su pequeña vecina.

Según el adjudicatario de las líneas que entran a la terminal, Daniel Brito, la apertura de la nueva terminal los va a perjudicar porque las empresas no están obligadas a detenerse allí. Brito aseguró que «si el municipio nos ayuda tal vez la terminal pueda seguir funcionando, pero de lo contrario la situación va a ser muy difícil».

Por su parte, el director ge

neral de Transporte de la provincia, Luis De Brida, afirmó que si el municipio no regulariza la situación va a ser muy factible que la obra quede en desuso.

«La única salida que yo veo es que registren la terminal como tal, para que los micros estén obligados a entrar», concluyó De Brida.

La obra, cuyo costo fue superior a los 400,000 pesos, fue inaugurada en septiembre de 2001 y desde entonces está en funcionamiento.

Por día cerca de 30 unidades, de 6 empresas distintas, se detienen en sus instalaciones.

 

«Tareas de limpieza»

 

A pesar de que la obra depende del municipio Brito asegura que es la gente que trabaja allí, por su cuenta, la que la mantiene, y que la municipalidad lo único que hace son tareas de limpieza.

«Acá cuando se rompe algo no lo vienen a arreglar nunca y tarde o temprano lo terminamos arreglando nosotros», sintetizó Daniel Brito.

«Lo que pasa es que el municipio no tiene voluntad de hacerla funcionar», asegura Brito haciendo referencia a una carta de la dirección de Tránsito habría mandado a la municipalidad para que regularicen la situación de la obra, y que, según el adjudicatario, «nunca respondieron porque la terminal sólo importa en épocas de campaña».

A un par de meses de su tercer aniversario los días de la terminal de ómnibus de Plottier parecen estar contados.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La terminal de ómnibus de Plottier podría cerrar