La UE toma tibias medidas por la inmigración

Triplicó presupuesto para rescates y espera aval de ONU para operación militar.

#

Los inmigrantes llegan a través de Libia, donde hay traficantes de personas que los trasladan.

AP

BRUSELAS.- Los líderes de la Unión Europea (UE) decidieron buscar ayer el aval de Naciones Unidas para una operación militar contra los traficantes de seres humanos en Libia y triplicaron los fondos para las operaciones de rescate en el Mediterráneo.

Presionados por la última tragedia en el Mediterráneo, que el domingo dejó al menos 800 muertos en un naufragio frente a las costas de Libia, los mandatarios debían pronunciarse sobre una serie de medidas de actuación.

El jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, precisó en conferencia de prensa que Francia y Reino Unido presentarían una resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU con el objetivo de obtener su aval para organizar una operación militar europea.

Esta operación, que se encargará de preparar la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, tendría como objetivo “capturar y destruir” los buques utilizados por los traficantes de seres humanos, precisó.

La respuesta inmediata la dieron al decidir triplicar los fondos para las operaciones de búsqueda y rescate en el Mediterráneo, pasando de tres a “al menos” nueve millones de euros por mes.

Los mandatarios no alteraron el mandato de la operación actual que se limita a 30 millas náuticas de las costas europeas, lo que hubiese “llevado meses” modificar, señaló el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Sin embargo, esto no impide socorrer un barco en dificultad como lo exige el derecho del mar. “En caso de catástrofe no hay límites geográficos o políticos”, dijo Tusk. Varios mandatarios propusieron mayores medios para las operaciones de la UE en el Mediterráneo. El presidente francés, François Hollande, ofreció dos buques y dos aviones adicionales, mientras que el primer ministro británico, David Cameron, ofreció el “HMS Bulwark”, un buque multifacético de desembarco, tres helicópteros y dos patrulleros.

El plan de acción de diez puntos presentado el lunes, que proponía “reinstalar” hasta 5.000 personas con estatuto de refugiados, terminó siendo en la declaración final un “proyecto piloto en la UE” sobre una base voluntaria.

“Hubiese esperado algo más ambicioso, pero no fue posible”, se lamentó en conferencia de prensa el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que proponía “reinstalar” hasta 10.000 refugiados.

La propuesta del lunes planteaba “reinstalar”, entre otros, a los refugiados sirios en terceros países como Turquía, Líbano o Jordania, al tiempo que invitaba a los Estados miembros a ayudar a Italia, Grecia, Malta o Chipre, los países más expuestos al flujo de inmigrantes por mar. (AFP)


Comentarios


La UE toma tibias medidas por la inmigración