La UNC sigue jaqueada por la toma en Roca

El decanato de la Fadecs está ocupado desde hace diez días por exempleadas que hacían la limpieza. Suspendieron exámenes.





“Acá todos somos rehenes de un conflicto, donde hay muchos intereses, pero que nos termina perjudicando a los docentes, a los estudiantes y a todo el personal no docente porque nadie puede cumplir con lo suyo”, protestó ayer la decana de la Facultad de Lenguas (Fadel) de Roca, Alejandra Olivares, sobre el conflicto que mantiene sin actividad desde hace más de una semana la sede de la Universidad Nacional del Comahue en Roca.

Todo se desató hace varias semanas por reclamos de las trabajadoras de limpieza de la cooperativa Mariano Moreno que prestaban el servicio en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y se acrecentó tras la desvinculación de la empresa de la Universidad. Por eso, desde el lunes 10 las exempleadas iniciaron la toma del decanato de la Fadecs para exigir la reincorporación, la estabilidad de todos los puestos de trabajo y el fin de la tercerización de los servicios.

Hubo diversos encuentros para abordar la problemática, pero hasta el momento la discusión no llegó a buen puerto, por lo cual hasta ayer se mantenía el asueto que decretaron las autoridades de la Facultad a raíz de la falta de limpieza en el asentamiento.

Esta situación afecta a los más de 1.500 estudiantes de las carreras de Fadecs, y alrededor de 700 de la Fadel.

Ayer se informó que las mesas de examen previstas para esta semana en Roca quedaron suspendidas, pero se reprogramarán para la semana del 2 al 5 de mayo.

Si bien Olivares expresó su “preocupación” por la crisis institucional que se atraviesa, advirtió que los trabajadores que reclaman “están muy mal aconsejados porque lo que plantean, sobre la contratación directa, no es posible y su actitud ha sido extorsiva. Están forzando con una lucha algo a lo cual la comunidad universitaria no puede acceder hoy”. Además, añadió, en este ámbito “no se aceptan estas conductas, formas de manejarse, ni agresiones”.

“La función de la Universidad central es la formación de los alumnos y hoy no se puede cumplir. Hay una puja de intereses políticos y se desdibuja el rol central”, denunció.

Desde la Fadecs, el secretario académico, Guillermo Maqueda –quien habló con este medio ya que el decano Carlos Pescader continúa con licencia por razones particulares– expresó que “no ha habido mesa de diálogo entre la UNC y los extrabajadores de limpieza” pero “como equipo de gestión planteamos que la salida del conflicto se encause a través del diálogo”. Maqueda aseveró que la facultad roquense no tiene “el poder” para resolver la problemática.

“Muchos estudiantes nos acompañan”

“La toma se va a levantar cuando nos devuelvan los puestos laborales”, manifestó ayer Claudia Reyes, una de las exempleadas de la cooperativa que esperan ser convocadas para alcanzar una solución.

“Muchos estudiantes nos acompañan. Organizaciones y también docentes y no docentes nos dicen que ‘no hay que abandonar la lucha’”, sostuvo Paola, otra de las protagonistas.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La UNC sigue jaqueada por la toma en Roca