Larrieu respondió a Saint Martin por la investigación en hidatidosis

Lo más visto



La semana pasada este diario publicó el testimonio de Gastón Saint Martin, médico de Roca, quien aseguró que un equipo de profesionales de Río Negro “plagió” una investigación suya sobre hidatidosis. En la misma publicación se incluyó la palabra de Edmundo Larrieu, jefe del Programa Hidatidosis del Consejo Provincial de Salud Pública de Río Negro, quien brindó más elementos (aquí resumidos) para desestimar el supuesto plagio.

“El doctor Gastón Saint Martín, quien hace 15 años que no efectúa trabajos vinculados a hidatidosis, no publica investigaciones sobre el tema y no concurre a congresos científicos a discutir ideas, promociona como propio un trabajo efectuado en la provincia de Río Negro, en el marco del programa de control y publicado en el Journal of Clinical Ultrasound en 1988, basado en el uso de ecógrafos en el medio rural y utilizados por ecografistas no profesionales. La primera omisión es que el trabajo en cuestión no es de Saint Martín, sino que los autores de la publicación son Saint Martín y Larrieu: En el peor de los casos no puedo plagiarme a mí mismo”.

Además agrega Larrieu que “este trabajo fue efectuado en el departamento El Cuy dos años después que el doctor Bernardo Frider efectuara los primeros catastros ecográficos rurales, en Pilcaniyeu y en pleno bloqueo de rutas por las nevadas de dicho año. Frider, un científico cabal que continúa investigando, publicando y discutiendo ideas en los congresos, lideró un grupo de técnicos de Neuquén y Río Negro que, por estos aportes, fueron premiados en 1985 por la Academia Nacional de Medicina”.

Larrieu indica que “el XIX Congreso Internacional de Hidatidología efectuado en Bariloche fue, efectivamente, organizado por el Consejo Provincial de Salud Pública. Sin embargo la selección de premios a trabajos científicos fue efectuada por un jurado que ofició como consejo asesor técnico durante todo el período organizativo previo, compuesto por los doctores Schantz (Centro de Control de Enfermedades de EEUU), Gemmel (Universidad de Cambridge, Inglaterra), Thakur (Organización Panamericana de la Salud), Eckert (Instituto de investigaciones Parasitológicas de Suiza) y Perla Cabrera (titular de la Cátedra de Parasitología de la Universidad de Montevideo). Los jurados recibieron trabajos escritos sin los nombres de los autores o las instituciones, para mayor imparcialidad”.

Asegura que “El colmo del absurdo es que Saint Martin no se ha tomado la molestia de leer el trabajo científico premiado y al cual critica. El trabajo se titula “Portadores asintomáticos de hidatidosis: biología, epidemiología, diagnóstico y tratamiento” y en absoluto tiene que ver con diagnóstico ecográfico. Simplemente es otro tema!!!”.

Con respecto al tratamiento de las personas, Larrieu agrega que “en estos últimos 20 años la ciencia ha progresado mucho. En 1970 se operaban quistes de 20 ó 30 o más cm. de diámetro y muchas personas se morían. El 6% de los chicos tenían un quiste hidatídico y un futuro complicado. Desde entonces muchos profesionales han trabajado para desarrollar cada día nuevos métodos diagnósticos y nuevos métodos de tratamiento y que puedan ser aplicados a las personas afectadas en forma sencilla y a bajo costo. Hoy, luego de evaluar al 90% de los escolares tenemos en toda la Línea Sur 62 chicos con hidatidosis. La inmensa mayoría con quistes de menos de 5 cm. Ninguno con síntomas. Sólo tres tuvieron indicación quirúrgica y el resto está bajo control (aportes de Frider) o bajo tratamiento con drogas”.

Larrieu remata su carta: “Bien dijo Burke en 1784, 'quienes emprendan obras de utilidad pública deberán estar a prueba de las dilaciones más fatigosas, las desilusiones más penosas, los insultos más ofensivos y, lo que es peor aún, los juicios presuntuosos de los ignorantes'.


Comentarios


Larrieu respondió a Saint Martin por la investigación en hidatidosis