Las cámaras complicaron al taxista acusado por un homicidio en Neuquén

La fiscalía mostró en el juicio cuatro filmaciones que muestran partes del incidente donde murió apuñalado Nilo Córdoba. La evidencia no coincide con la versión del imputado, Luis Sura, quien justificó su accionar como legítima defensa.



Luis Alberto Sura está acusado por homicidio simple. (Foto: Archivo.-)

Luis Alberto Sura está acusado por homicidio simple. (Foto: Archivo.-)

Las filmaciones que la fiscalía recolectó en torno al homicidio de Nilo Córdoba (53) ocurrido el pasado 25 de febrero en la zona del Alto de Neuquén, quitaron peso a la versión que dio el taxista imputado Luis Alberto Sura (50). El acusado y su abogado plantearon que actuó en legítima defensa y que la víctima lo había provocado con maniobras de conducción, pero las imágenes no acompañaron su testimonio.

Son cuatro las cámaras que la policía encontró en las inmediaciones del hecho y que fueron aportadas a la investigación, se trata de tres grabaciones obtenidas en domicilios particulares y un domo de vigilancia pública que está en Pinar y Santa Fe. Esta mañana un oficial principal del departamento de Seguridad Personal citado como testigo fue quien introdujo la evidencia. Se trata de filmaciones breves que captan parte del recorrido y permiten hacer una reconstrucción parcial de los hechos.

En ellas se ve el momento en que Córdoba llega junto a su esposa a la escuela EPET 14 alrededor de las 18, estacionan en doble fila sobre calle Santa Fe pasando unos metros Ameghino. Allí desciende la mujer y Córdoba pasa al lado del conductor para dar la vuelta a la manzana. Una segunda toma lo ubica un minuto más tarde en la esquina de Ameghino y allí se observa que casi protagonizan un choque con Sura, quien venía en su taxi por Santa Fe llevando dos pasajeras. Tras el incidente los hombres detienen sus autos, discuten y terminan a la piñas.

La versión del taxista es que luego de pelear ambos se retiraron y que Córdoba lo adelantó para luego realizar maniobras agresivas, encerrarlo y frenar bruscamente, mientras que la fiscalía y la querella apuntan a que el taxista persiguió a la víctima.

En dos de los videos aportados por la fiscalía se puede ver que en el último tramo del recorrido ambos vehículos circulaban por Ameghino en dirección al este hacia Maestros Neuquinos y que había una distancia entre vehículos de aproximadamente 10 segundos: de esta manera no habría posibilidades de que Córdoba molestara a Sura con maniobras.

Hoy también declararon la viuda de Córdoba y un conocido, ambos citados por la abogada de la querella, Margarita Navarrete. Ellos describieron que la víctima tenía una discapacidad para moverse, tras un incidente de tránsito que había sufrido en 2008.

La esposa de Córdoba describió que el hombre trabajaba repartiendo leña en negocios y que jamás tuvo problemas de violencia o con otros conductores. El segundo testigo fue un empleado de comercio que lo conocía por ser cliente de Córdoba y porque además habían sido vecinos, el hombre relató que Córdoba tenía dificultades para caminar y que siempre se apoyaba en algo. Con esos argumentos Navarrete intentó aclarar que la víctima tenía una buena conducta y que por su condición física no podría haber mantenido un enfrentamiento.


Comentarios


Las cámaras complicaron al taxista acusado por un homicidio en Neuquén