Las naftas aumentaron un 17% en lo que va del año

Son seis los incrementos acumulados durante la primera mitad del 2019. En marzo se registró la variación más fuerte. Se esperan nuevas subas en las próximas semanas.



El alza del Impuesto a los Combustibles Líquidos y la suba del barril de petróleo impulsaron los precios en julio.

El alza del Impuesto a los Combustibles Líquidos y la suba del barril de petróleo impulsaron los precios en julio.

El sendero que marcaron las petroleras integradas en 2018 continuó durante el primer semestre del 2019 y con las subas que se registraron a principios de julio, el precio de los combustibles en la región se incrementó un 16,9% desde enero.

La decisión del exministro de Energía Juan José Aranguren de liberar el precio de los combustibles en 2017, para que la competencia entre las empresas concluya en baja de precios, no resultó como él lo pensó.

Desde que las petroleras integradas tomaron las riendas en la formación de precios solo se anotaron 3 bajas. Antes de que termine el 2017 las naftas registraron una rebaja del 0,1%, luego en diciembre de 2018 YPF disminuyó sus precios hasta 1,5% y en enero de este año la petrolera de bandera anunció una nueva baja de hasta 2,4% en la región.

Esto quiere decir que en un año y nueve meses el precio de los combustibles descendió apenas un 4%. Vale remarcar que el 2018 cerró con 15 aumentos que se tradujeron en subas de hasta un 70%, y en lo que va del año los aumentos rozan el 17%.

En números

2,5%
es el aumento que registraron las naftas apenas arrancó julio y 1,75% el incremento del gasoil.
7,3%
fue la suba acumulada de los dos aumentos que anunciaron las empresas en marzo.

Lo cierto es que el ministro y los secretarios a cargo la cartera de Energía del país que lo sucedieron a Aranguren tampoco optaron por tener incidencia en los precios. Una alta fuente de la secretaría de Energía le dijo a este medio que “no sabemos cuándo va a haber otro aumento en el precio de los combustibles, eso lo manejan las empresas”.

El primer aumento de 2019 fue de 1,6% en febrero, pero fue en marzo cuándo se registró el incremento más fuerte en lo que va del año. Es el único mes que tuvo dos subas, apenas arrancó, las empresas se anotaron un aumento del 2,8% y a fin de mes Shell subió sus precios 9,5%, pero luego YPF comunicó un alza de 4,5% y obligó a que la competencia iguale su marca.

En varias oportunidades las empresas rivales se anticiparon a la petrolera de bandera con sus aumentos, pero es YPF la compañía que realmente mueve la aguja en la formación de precios.

El cuarto aumento llegó el 30 de abril y fue del 4%. En mayo se esperaba que los precios ascendieran nuevamente, pero el gobierno nacional decidió postergar el incremento de un impuesto que incide directamente en los precios. De esta manera, junto con enero son los únicos dos meses que no subieron los precios.

En números

7,9%
es el incremento que tendrá el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) que está pactado para agosto.

En junio los combustibles aumentaron 1,5% y antes de que termine el mes las empresas integradas del país comunicaron que si el gobierno postergaba el incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) evaluaban bajar los precios hasta un 4%, pero eso nunca sucedió. El impuesto se partió en dos con 3,9% en julio y 7,9% para agosto. Por esto, más la suba del precio del barril de petróleo que superó el 5% en junio, en el arranque de este mes las naftas se incrementaron 2,5% y el gasoil 1,75%.

La tendencia alcista que mantienen los combustibles hace más de un año ya tuvo impacto en el mercado. Durante los primeros seis meses del año a nivel nacional creció 18% el número de vehículos convertidos a GNC mientras que el consumo de naftas descendió 2,2% en mayo y a nivel interanual registró una baja del 4,4%.

La segunda parte del aumento del ICL es un claro indicio de que antes de que termine el mes o durante los primeros días de agosto, el precio de los combustibles volverá a registrar una nueva suba. Incluso si el precio del petróleo se mantiene estable, algo difícil que suceda.

Argentina es el cuarto país con los combustibles más caros de la región

Con la última suba de julio los combustibles en el Alto Valle alcanzaron el precio del dólar.

Un litro de nafta de primera calidad tiene un costo de $42,91 lo que equivale a u$s1,02. En Capital Federal la diferencia se estira a u$s 1,20.

El sitio Global Petrol Prices, que releva los precios de la nafta en más de un centenar de países, muestra que Argentina ocupa el cuarto lugar entre los países de la región que más caro tiene sus precios.

El primer lugar del ranking lo ocupa Uruguay con u$s 1,56 por litro de nafta. El segundo lugar Chile con u$s 1,21 por litro y el podio lo completan Brasil y Perú que ambos tienen el litro de nafta a 1,16 dólares.

Argentina queda cuarta en ese ranking con un valor nacional medio de u$s 1,11 por litro de nafta. Vale remarcar que el precio u$s 1,11 también es el valor medio a nivel mundial.

El resto de los países de la región se ubican por debajo del promedio nacional con Venezuela, Colombia y Ecuador con los precios más económicos.

Según los datos aportados por el sitio, el precio medio en Estados Unidos es de 0,85 centavos de dólar y está en el puesto 37 a nivel mundial, mientras que Argentina ocupa el puesto 81. En septiembre de 2018 ocupaba el puesto 45 de todo mundo.

Arabia Saudita, el país exportador de petróleo más grande del mundo, ocupa el puesto 20.

Particularmente, Hong Kong, Noruega y Mónaco son los países que lideran el ranking mundial con u$s 2,21, u$s 1,95, u$s 1,93 por litro de combustible respectivamente.

El ranking muestra que son los países productores de petróleo los que tienen los precios más baratos mientras que los que no son productores e importan el hidrocarburo lideran la tabla.


Comentarios


Las naftas aumentaron un 17% en lo que va del año