Las perlitas de la final de la Copa Libertadores

Marinho tocó la copa a lo Gabigol pero la historia no terminó igual.

Marinho tocó la copa a lo Gabigol pero la historia no terminó igual.

En el fútbol hay muchos mitos y verdades. Además del juego, la parte táctica y la técnica, también están las cábalas, que conforman la cultura de la disciplina como fenómeno social.

Suele decirse que besar o tocar la copa antes de jugar un partido trae mala suerte. Hay varios ejemplos históricos de ello.

Una de las perlitas de la final de ayer se dio en la previa, cuando Marinho, jugador de Santos, pasó por al lado del trofeo que estaba en juego y lo tocó.

El volante ofensivo fue elegido por Conmebol como el mejor jugador del torneo, pero el premio individual no se compara con el objetivo colectivo que Palmeiras obtuvo.

En 2019, Gabigol también tocó el trofeo pero luego fue la figura con dos goles sobre la hora para que Flamengo le ganara la final a River 2-1 en Lima. Parece que romper la cábala y ganar igual es solo para elegidos.

Otro de los momentos curiosos de la final fue la expulsión de Cuca, entrenador de Santos. El DT evitó que Palmeiras sacara rápido el lateral y Loustau lo echó. El técnico saltó a la tribuna y terminó viendo el partido junto a los pocos hinchas permitidos en el estadio Maracaná.

La definición de la Libertadores también tuvo un breve homenaje a Diego Armando Maradona en la previa del partido. Durante el precalentamiento de los jugadores sonó Live is Life, la canción de la banda Opus recordada por la histórica entrada en calor del Diez en Nápoli.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Las perlitas de la final de la Copa Libertadores