Las piruetas aéreas se llevaron los aplausos en Allen

Hasta el atardecer de hoy, la localidad celebra su tradicional y convocante Festival Aéreo, que comenzó ayer marcado no sólo por el buen tiempo, la gente y las acrobacias, sino también por el sentido recuerdo del piloto César Falistocco.



#

Grandes y chicos aplaudieron la fiesta de la aviación en Allen. (Foto: florencia salto )

Con un buen clima y mucho público con la vista puesta en el cielo, el Aero Club Allen comenzó a celebrar ayer su 20º Festival Aéreo. Acrobacias, vuelos de bautismo, aeromodelismo, paracaidismo, el vuelo de un globo aerostático y otras actividades, son parte del atractivo de la fiesta aérea que continúa hoy, hasta que caiga el sol.

La sensación de ver cómo los aviones acrobáticos surcan el cielo con sus alas, dejando aureolas de humo blanco entre las nubes en cada pirueta, es única.

Esos pilotos que ayer regresaron a Allen para ser parte de la fiesta grande de la aviación, volvieron a emocionar a grandes y chicos, que desde las tribunas no se perdieron ni un instante de cada vuelo y en las pasadas rasantes de los acrobáticos alzaron sus manos para saludarlos.

Ninguno de los amantes de las acrobacias aéreas pudo arrancarse de la cabeza el recuerdo del enorme César Falistocco, ese magnífico piloto acrobático que con la Escuadrilla Rans supo animar y le dio el nivel más alto a los festivales de Allen. Falistocco falleció hace algunos meses atrás en un accidente aéreo, al igual que su hijo Antonio, pero la magia de ambos estuvo presente en las piruetas de los acrobáticos.

El piloto Dino Moline, quien fue integrante de la Rans, los comandantes de la escuadrilla RV Team de Chile que fue dirigida por Falistocco y Jorge Malatini, fueron los hombres que ayer cautivaron al público con las acrobacias.

Alrededor de las 17, Malatini y Moline conjugaron el vuelo acrobático con un salto de paracaidistas. La postal fue imperdible.

“Esta es una actividad que la organizamos con mucho esfuerzo. Amamos lo que hacemos, volar es nuestra pasión y la queremos compartir con todos los que nos visitan”, señaló Julio Contreras, presidente de la institución organizadora.

El Festival reanudará su actividad hoy desde las 10, y finalizará cuando que caiga el sol.

El evento tiene mucho para ver y disfrutar. El valor de la entrada es de 150 pesos por persona más 30 pesos por vehículo del estacionamiento.

El festival posee algunos stands para recorrer y una buena oferta gastronómica para disfrutar.

El Aeroclub de Allen está ubicado en la barda norte y se puede llegar por el acceso de la calle Piñeiro Sorondo.

Ninguno de los amantes de las acrobacias aéreas pudo sacarse de la cabeza el recuerdo del enorme César Falistocco, fallecido meses atrás.

Datos

Ninguno de los amantes de las acrobacias aéreas pudo sacarse de la cabeza el recuerdo del enorme César Falistocco, fallecido meses atrás.

Comentarios


Las piruetas aéreas se llevaron los aplausos en Allen