Las refinerías ante un inminente paro nacional por la paritaria

Los trabajadores del sector piden que se haga la revisión de las paritarias 2020 para que se deje de dilatar la pauta 2021. La conciliación obligatoria vence el próximo 6 de mayo.

El conflicto de los trabajadores del sector de refinerías lleva varios meses sin resolución y, después de que el paro de principios de abril se frenara por el dictamen de conciliación obligatoria, las negociaciones siguen sin llegar a buen puerto.

Los trabajadores de las refinerías no aguantan más tener salarios básicos iguales a los del año 2019. El 2020 lo transitamos con sumas fijas, sin modificar escalas salariales y, pese a los acuerdos suscriptos, las empresas se niegan a reconocerlos y seguimos con nuestros salarios de 2019”, señaló el secretario de Hacienda de la Federación Argentina Sindical de Petróleo Gas y Biocombustible (FASiPeGyBio), Gabriel Matarazzo.

Desde la federación aseguraron que, si no se avanza en el reclamo salarial, iniciarían el cese total de actividades por tiempo indeterminado al finalizar el plazo de la prórroga de la conciliación obligatoria. Este conflicto, sumado a la baja en la producción en los yacimientos de Neuquén por los cortes de ruta, podría complicar el abastecimiento energético del país durante los meses de frío.

Tras no avanzar en las negociaciones durante las últimas semanas, los trabajadores decidieron iniciar medidas de acción directa y comenzaron a trabajar a reglamento. Como consecuencia de esto, ya hay incidencias operativas en las plantas y el despacho de camiones se está realizando de manera más lenta.

“Esto no da para más, por eso comenzamos con estas medidas de acción directa y un inminente paro nacional. El año pasado fue difícil para los trabajadores de la rama, muchos cobraron sólo el 60% de su salario por la pandemia y llevamos meses sin la actualización salarial correspondiente, con una inflación que impacta directamente en una fuerte caída de su poder adquisitivo. Fuimos pacientes, pero no podemos seguir esperando”, agregó Matarazzo.

El paro nacional abarcaría a todas las refinerías del país, menos a YPF. La medida podría afectar el abastecimiento de gas y petróleo durante los meses de frío, ya que al paro se suma la caída de producción hidrocarburífera en provincias petroleras como Neuquén, donde los conflictos sociales bloquearon el acceso a los yacimientos y, por lo tanto, han producido una merma tal en la producción.

Por otro lado, otro conflicto latente es el de la rama yacimientos, que también se encuentra bajo conciliación obligatoria desde el 15 de abril. Los trabajadores representados por la Federación habían decidido ir a paro nacional por la negativa del sector empresarial a cumplir con la cláusula de revisión salarial 2020, que corresponde al Convenio Colectivo de Trabajo 643/12. Estaban adheridos todos los sindicatos de petróleo del país y la Federación. El dictamen de la conciliación obligatoria abrió una instancia de diálogo, pero, si no se acercan posiciones, podría tener el mismo desenlace que la rama Refinería.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora