Las religiosas no se van del colegio Mamá Margarita

Respaldadas por Melani, las monjas desoyeron la intimación de la comunidad Painefilú, que se reúne hoy para decidir qué acciones seguir. Adelantaron su descontento con el obispo.



#

Melani abogó por una salida mediante "un diálogo sincero, serio y maduro". El conflicto se profundiza con el paso de las horas.

JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- El conflicto entre la comunidad mapuche Painefilú y las monjas que administran la escuela Mamá Margarita se agudizó esta semana. Mientras las religiosas respaldadas por el obispo Marcelo Melani se resisten a abandonar el colegio, el lonco Miguel Huenuquir anunció que hoy comenzarán a decidir qué acciones seguirán para recuperar el edificio en Pampa del Malleo. Luego de recibir un fuerte respaldo del obispo de Neuquén Marcelo Melani, las monjas de la congregación María Auxiliadora ratificaron el lunes su posición de no abandonar la escuela que manejan desde 1978.

El domingo pasado cuando vencía el plazo otorgado por el lonco para desalojar el lugar las monjas fueron visitadas por monseñor Melani, quien pernoctó en el colegio. Las monjas, el obispo, algunos docentes y ex alumnos participaron de una ceremonia religiosa que contó con la presencia de más de 50 pobladores de parajes vecinos.

El lonco Huenuquir anunció que hoy se realizará una reunión en la comunidad para decidir los paso a seguir, aunque adelantó su enojo con el obispo, por “no acercarse a dialogar con nosotros y escuchar a una sola parte”. En declaraciones a este diario, Melani dijo que “apostamos a un diálogo sincero, serio y maduro con la comunidad mapuche, pero no podemos dialogar cuando nos imponen una fecha de retiro por carta documento. Al principio esto era un problema de relaciones humanas. Después se complicó y ahora tenemos un conflicto de relaciones institucionales. Se transformó en un problema de identidad religiosa y no queremos que se profundicen las divisiones en la comunidad”, explicó el obispo.

Opinó que los mapuches “están diciendo cosas a medias” por lo que no son claros los motivos que dan para que las monjas se retiren de la escuela. Yo estoy perfectamente de acuerdo con la posición de las hermanas”, aseguró Melani.

El conflicto se inició en agosto, cuando la comunidad Painefilú pidió oficialmente a las monjas que se retiraran del colegio que ocupan desde hace 28 años y que está ubicado dentro en territorio mapuche. Los mapuches volvieron a intimar a las religiosas en noviembre, dándoles plazo hasta el 31 de diciembre, para poder recuperar la escuela y paulatinamente comenzar a brindar educación intercultural a los 80 chicos que concurren desde diferentes parajes.

Desde la Confederación Mapuche Neuquina, el vocero (werquen) Fidel Colipán dijo que si las religiosas se resisten a devolver el edificio escolar, “el gobierno provincial será responsable de cualquier cosa que pueda pasar porque el Consejo de Educación tiene que garantizar el dictado de educación intercultural en la escuela, como dice la Constitución Provincial”.

Mediante una carta abierta, las religiosas de Mamá Margarita manifestaron las razonas por las que no dejan el lugar. Entre otros motivos se destaca que no hay “aún claridad jurídica de quién asumiría la responsabilidad” de manejar el colegio. “Somos conscientes de que siempre tratamos de acompañar y servir a la comunidad, respetando su cultura y sus tradiciones, como ya lo han manifestado en estos días, repetidas veces, los pobladores del lugar”, dice el texto firmado por las monjas.


Comentarios


Las religiosas no se van del colegio Mamá Margarita