Las siamesas evolucionan



BUENOS AIRES (DyN).- Una pequeña luz de esperanza se manifestó ayer en torno al estado de salud de las pequeñas siamesas que el lunes pasado nacieron en el Hospital Fernández de esta Capital, unidas por el pecho, con un solo corazón y un hígado.

Así, las bebas permanecían estables y eran sometidas a estudios para determinar las "comunicaciones" de los órganos que comparten "Estamos viendo qué tipo de comunicaciones existen con distintos aparatos y distintos sistemas", dijo la directora del Fernández, Liliana Boto. El resto de la atención "es soporte, ya que desde el punto de vista hemodinámico están estables".

Asimismo, el cuadro de las pequeñas es severo por las malformaciones cardíacas, además de otras patologías, entre ellas, que una de las bebas tiene hidrocefalia Sin embargo las siamesas se mantenían estables y según las declaraciones de la directora del hospital Fernández se anticipó que se intentará "alimentarlas por boca" A pesar de la cautela demostrada, la doctora Boto se manifestó algo más optimista que el martes, cuando calificó de "sombrío" el panorama de las siamesas debido a las malformaciones cardíacas que presentan En esa oportunidad, la profesional remarcó que "las malformaciones son complejas, y no hay chances de separarlas dado los órganos que comparten. Las posibilidades son muy remotas, porque tienen un solo corazón y otras malformaciones que complican todo", había explicado Boto.


Comentarios


Las siamesas evolucionan