Le darán voz a los estudiantes en la reforma de la escuela secundaria

Atribuyen a un frente opositor del gremio docente la semilla de la rebelión en los establecimientos que marcharon hacia el Consejo de Educación.



El diseño de la nueva escuela secundaria de Neuquén que se aplicará el año próximo continúa generando polémica, atravesada por las malas condiciones de los establecimientos y por la interna gremial de ATEN.

El nuevo programa se aplicará en 2020 con estudiantes de primer año. Hasta el momento se aprobó el ciclo básico común, o sea de primer a tercer año, y mientras se desarrolla se avanzará el superior.

Si bien las críticas comenzaron el año pasado, esta semana se retomaron las protestas de la mano de Escuelas Unidas de Neuquén, una organización de estudiantes secundarios que marchó al Consejo Provincial de Educación (CPE) y realizó sentadas.

Sus actividades fueron difundidas por el sector opositor a la conducción actual del gremio de los docentes quienes conformaron un frente para las elecciones del 5 de septiembre.

En sus manifestaciones, los carteles repetían: “¡No a la reforma!”, aunque a los medios afirmaron que reclamaban ser parte del diseño curricular que comenzó hace tres años, con referentes del gobierno, ATEN y la Universidad Nacional del Comahue.

Lo que no pueden ganar en las elecciones lo intentan romper por afuera. No respetan lo que se resolvió en asambleas”.

Marisabel Granda es vocal del Consejo Provincial de Educación.

Tanto desde Educación como desde el gremio insistieron en que no es una reforma porque no hay un plan anterior, sino que por primera vez se encaró un diseño curricular buscando unificar los 139 planes de estudio que actualmente tiene la provincia.

Querían participar

Los estudiantes criticaron no ser parte del debate desde el comienzo, pero la respuesta docente fue que estas instancias eran específicamente profesionales para abordar el aspecto pedagógico. Para saldar este reclamo, el CPE realiza jornadas de diálogo para responder a los cuestionamientos y dudas.

Pero esto no conforma a la oposición que tiene como referente a la diputada y exsecretaria de ATEN capital Angélica Lagunas, que afirma que, detrás de la nueva escuela, se esconde un plan de ajuste.

Sin embargo, la vocal del CPE Marisabel Granda lo desmintió y explicó que, por ejemplo, se destinará una hora para que un profesor pueda articular las clases con su colega que da la misma materia en un curso paralelo, lo que implica un 60% más de horas lo que implicará un incremento del presupuesto para pagarlas.

Granda cuestionó las acciones de la oposición, a la que calificó de “minoritaria” y de tener una postura “inorgánica” por no respetar lo resuelto en las asambleas: “Lo que no pueden ganar en las elecciones lo intentan romper por afuera”.

Equipo

Para la vocal hay sectores a los que les cuesta romper con el individualismo pero consideró que el trabajo en equipo es uno de los aspectos más importantes para la nueva escuela secundaria que buscan implementar.

La docente aseguró que el diseño se pensó en base a la inclusión, generando instancias que mantengan a los jóvenes “adentro de la escuela y aprendiendo y no en la esquina del barrio”.

La ministra de Educación, Cristina Storioni, denominó a la iniciativa como “la nueva escuela secundaria” y resaltó que fue el resultado de un proceso que duró tres años, donde participaron todos los actores del sistema educativo.

Cuatro dudas y cuatro respuestas

Hay cuatro aspectos que se utilizan en la controversia y la respuesta oficial.

1- Eliminación de la repitencia: los estudiantes afirman que se llegará a tercer año con un cúmulo de materias adeudadas. Granda afirmó que un caso común es que alguien repita primer año por cinco materias y al año siguiente lo vuelva a hacer pero con ocho: “no se aprende con la repetición”. El diseño propone implementar otros dispositivos, como tutorías, sin que se pierda el grupo de pertenencia.

2- Escuelas técnicas: la docente negó que se quitarán los talleres específicos y aclaró que se incorporarán otras materias para ampliar el perfil meramente técnico. Además, facilitarán el traslado de una escuela técnica a otra, porque el alumno tendrá contenidos comunes a la hora de encarar los propios de cada EPET.

3- No se tomará asistencia: Granda respondió que esto no figura en el diseño y aclaró que sí se tendrá en consideración la situación particular de cada estudiante, por ejemplo, si falta para cuidar a un hermano porque su mamá trabaja, poder darle apoyo en contraturno, aunque los dispositivos aun no han sido elaborados.

4- Ciclo Básico Común: abarcar de primer a tercer año y fue definido por Educación “como un espacio pedagógico común a todas las modalidades respetando sus particularidades (…) y el proyecto institucional de cada escuela.” Además, la vocal recordó que no es el mismo sistema que se aplica actualmente en la escuela primaria.


Comentarios


Le darán voz a los estudiantes en la reforma de la escuela secundaria