Le piden a Quiroga que vete la ordenanza



NEUQUEN (AN).- Pese al asueto, una delegación de empleados de la cooperativa CALF presentó ayer en el municipio una nota dirigida al intendente Horacio Quiroga, exigiéndole el veto de la ordenanza sobre el servicio eléctrico de la ciudad que aprobó el Concejo Deliberante la semana pasada. En el escrito, que estaba acompañado por 120 firmas de trabajadores de la entidad, se advierte que la polémica norma "pone en riesgo la continuidad de la cooperativa".

En la nota, tras enumerar una larga lista de argumentos, los empleados de CALF, que no se identificaron con ningún sindicato en particular, le exigen al intendente que vete la ordenanza. Sin embargo, el jefe comunal no pudo recibirlos debido al asueto municipal dispuesto para ayer. Finalmente, los trabajadores entregaron en la guardia de la municipalidad el escrito, que recién hoy ingresaría formalmente al despacho de la intendencia.

Los empleados denuncian que la promulgación de la ordenanza significa "un déficit superior" para la cooperativa porque la obliga a realizar distintas inversiones en obras, equipamientos y en la contratación de un seguro de responsabilidad civil, que superarían ampliamente el ingreso de 4 millones de pesos concedido con el aumento tarifario. Respecto de la obligación de adquirir un nuevo sistema informático, en la nota se advierte que "esto sólo serviría para que la consultora PSI obtuviera los datos reservados de la cooperativa a efectos de facilitárselos a las empresas de capital privado, que de esa forma quedarían favorecidos cuando se presentaran a la licitación del servicio".

Los trabajadores también cuestionan que la ordenanza porque contempla que, ante algún incumplimiento de CALF, el municipio quedará autorizado a multar a la cooperativa y a llamar a licitación para el servicio eléctrico en forma anticipada.

Además, critican que no puedan incluirse en las facturas los servicios sociales como la revista, la radio CALF-UNC, el sepelio y la asistencia médica, "lo cual implicaría la pérdida inmediata de la fuente de trabajo para más de 50 familias".

En un comunicado difundido ayer, el Centro de Empleados de Comercio se adhiere al reclamo de los trabajadores de CALF y denuncia que el ejecutivo municipal "lisa y llanamente está realizando la tan anhelada, para algunos, privatización del servicio de distribución de energía eléctrica en la ciudad".


Comentarios


Le piden a Quiroga que vete la ordenanza