Licitación 46: un antecedente contundente

Si se toma como referencia la compra anterior -hace 6 meses- el costo crece un 84%.



#

Comprando en un súpermercado el estado se ahorraría unos 4 millones de pesos. (Foto: Marcelo Ochoa)

El Estado compra caro

Una muestra del dispendio puede advertirse con la revisión de precios minoristas -como la compra específica de DeViedma- pero, también, la licitación de diciembre de Suministros por módulos alimentarios ofrece un elemento concluyente.

El contraste de costo deshace cualquier argumento oficial.

La operación de fines del 2014 -enmarcada en la Licitación N° 46 se abrió en noviembre por la compra de 15.000 módulos, con 15 artículos y cinco propuestas. Estaban destinadas a Bariloche, Viedma y Cipolletti. La oferta adjudicada -según la resolución de Desarrollo Social N° 5632- correspondió a la firma comercial Martin Lamas por $ 3.973.500, arrojando un valor unitario de $ 264,90.

Esa transacción conforma una referencia, considerando que fue formalizada seis meses antes de la actual licitación de 30 mil módulos. En diciembre se compró a casi $ 265 mientras que esta nueva adquisición prevé pagar $ 487 por cada caja. Un encarecimiento de $ 222 o del 84%.

Los productos de ambas adquisiciones son los mismos, salvo que se agregan dos elementos ya que se duplican dos artículos: un paquete de fideos de 500 gramos y otro de dulce de batata de igual fraccionamiento. Significaría, a sus precios actuales, unos $ 24,1 pesos más del costo del módulo de diciembre. Así, totalizaría $ 289. Resta estimar subas por la inflación. El Indec informó del 6,7% en el primer semestre y las consultoras privadas proyectaron un 14%. Los alimentos ofrecieron variaciones menores. Pero, aún exagerando la inflación al 15%, la proyección de los productos de diciembre se aproximaría a los $ 332. Esa comparación concluye que la variación entre esas licitaciones del Estado arroja un alza del 46% en la última.

Las revisiones de precios se ajustaron a los productos solicitados. En algunos casos, no fue sencillo encontrar los fraccionamientos requeridos, como de 530 gramos del puré de Tomates o 500 gramos de lentajas (las entregas regulares son de 520 gramos y 400 gramos), También, la licitación prevé levadura seca, pero la compra de DeViedma incluyó -por disponibilidad del supermercado- levadura prensada, admitiéndose que el precio de aquel producto es algo mayor. Particularizando en ese artículo, la transacción de la muestra se encarecería (pasaría de los $335 a $ 362) pero la compra del Estado igualmente sería del 35% más caro que la operación minorista. Este ahorro sería de 3,7 millones de pesos.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Licitación 46: un antecedente contundente