Ligadura de trompas y vasectomía en Cipolletti

En el hospital cipoleño la ligadura de trompas es una práctica común que sólo exige la firma de un consentimiento por parte del paciente, según el director Daniel Bergero. Pero, como es casi irreversible en algunas circunstancias se conforma un comité para asesorar a las mujeres de los pros y los contras de estas intervenciones. Sobre este aspecto puso como ejemplo los casos en que pueda existir un factor de arrepentimiento y mencionó particularmente la edad. Hay chicas de entre 21 (es la edad mínima que habilita la ley) y 25 años que, aunque hayan tenido hijos, podrían arrepentirse más adelante, explicó. Aseguró que no es obligatorio y que sólo alcanza con el consentimiento de la mujer porque ese es el espíritu de la ley de salud reproductiva y sexualidad humana que aprobó la provincia hace 10 años. Si bien es cierto que la norma establece los mismos condicionantes para la realización de vasectomías, Bergero reconoció que aún hay muchos prejuicios de los varones. En el Hospital de Roca, en tanto, desde el área de Salud Reproductiva, se señaló que las prácticas se “realizan con normalidad” y la demanda “es sostenida”. “En lo que va del año, en el comité interdisciplinario ya hemos evaluado por lo menos 80 casos. En general más de mujeres, por vasectomías hemos tenido solo dos consultas”, se apuntó. (AC/AR)


Comentarios


Ligadura de trompas y vasectomía en Cipolletti