Llamativo desmantelamiento en Viedma

El día anterior fue al lugar la escribana mayor de gobierno.



#

Marcelo Ochoa

El hipódromo de Viedma le costó un millón setecientos mil pesos al Estado rionegrino y está en un virtual abandono.

VIEDMA (AV).- A medida que avanza la investigación del desmantelamiento de distintas dependencias del Hipódromo de esta capital, las pistas alejan el robo común cometido por desconocidos y acercan otras posibilidades. En esta evaluación no sólo se incluye la cantidad de elementos sustraídos sino el apoyo necesario para concretarlo en sectores específicos que no fueron violentados, como ocurre en un hecho frecuente para ingresar sin perder tiempo y por desconocer lo que guarda el interior.

Además a las puertas, ventanas, ventiladores de techos, bomba de agua, inodoros, aparatos de cocina, balanza de 150 kilos, mesas, sillas, impresoras, computadoras, etc, se suma otro dato importante: también habría sido sustraída documentación que incluiría hasta balances.

Y como si todo eso fuera poco trascendió que el día anterior al desmantelamiento estuvo allí la mismísima escribana mayor de gobierno, María Laura Bellini Curzio, con personal de otros organismos. Su presencia habría estado vinculada con un pedido expreso del gobernador, Alberto Weretilneck, para certificar la situación de este predio concesionado hace años al Jockey Club presidido por José Gambaro.

La escribana habría recorrido todo el predio sin ingresar a las distintas dependencias por encontrarse bajo llave, pero nada extraño –más que el abandono– se habría advertido a diferencia del día siguiente en que la confitería, la casa de entrada auxiliar, la boletería y otros sectores amanecieron sin puertas, ventanas y todo el mobiliario existente.

Sólo la altura de la paja vizcachera indica la inactividad del lugar, que según los que están en el tema hace más de dos años que no se realizan carreras de caballo. La última habría sido de galgos. No obstante a la falta de actividad se le suma la ausencia total de mantenimiento, uno de los compromisos que habría asumido el concesionario al momento de firmar el comodato con la provincia hace años. Tampoco habría cumplido con obras sociales prometidas en este enorme predio que le fue entregado tras una inversión superior al millón setecientos mil dólares.

También en el autódromo

Por otra parte este desmantelamiento del hipódromo se suma a otro robo importante en el autódromo, perpetrado recientemente. De este enorme escenario que supo inundarse del rugir de motores, también concesionado, fueron sustraídos calefactores, termotanques, cocina y hasta una balanza para pesar vehículos, equipamiento de alto costo que sólo puede ser utilizado por quienes se dedican a esta actividad.

El valor de lo sustraído en este caso rondaría los 50.000 pesos y el hecho sería tan llamativo como el del hipódromo. Además en el autódromo las sustracciones coincidieron con la ausencia del cuidador de esta enorme porción de terreno ubicado frente al Penal provincial Nº 1 con infraestructura importante y adecuada, cuya valuación hoy es millonaria.


Comentarios


Llamativo desmantelamiento en Viedma