Llega el final de “Los Juegos del Hambre”

Katniss Everdeen regresa para dar la última batalla en “Los Juegos del Hambre - Sinsajo Parte 2: El final”, filme que se estrenará en los cines de la región el próximo jueves.

Cine

Cuatro notas en un silbido marcaban el fin de la jornada laboral para los campesinos del Distrito 11. Cuatro notas que sin quererlo se convirtieron en un llamado a la rebelión. Cuatro notas que imitaban el sonido del sinsajo, un pájaro híbrido, que se transformó en un símbolo para los que decidieron luchar contra la opresión.

Cuatro notas que identifican en todo el mundo a “Los juegos del hambre” la saga cinematográfica que llega a su fin con “Los Juegos del Hambre – Sinsajo Parte 2: El final”, el filme que se estrenará comercialmente en la Argentina el próximo jueves.

Valentía, abnegación, lealtad y rebeldía son las características que definen a Katniss Everdeen, el personaje que creó la escritora Suzanne Collins en “Los Juegos del Hambre” y que atrapó a millones de adolescentes de todo el mundo. La trilogía literaria fue un éxito global, que Hollywood no podía desperdiciar, y al que le sacó toda la ventaja posible estirando su desarrollo en cuatro películas que centran su historia en la nación de Panem, donde doce distritos sumidos en la pobreza aportan su producción para que una élite viva con todos los lujos en el Capitolio.

Con la seguridad de que arrasará en la taquilla llega el final de la historia y es la hora de la gran batalla en una película que promete mucha más acción que sus predecesoras -que hasta ahora tuvieron mucha menos sangre de la que Collins describía en sus libros- y que mostrará la transformación total de su protagonista en una líder con mucha sed de venganza.

En “Los Juegos del Hambre” -la primera parte de la saga que dirigió Gary Ross- Katniss Everdeen, el personaje interpretado por Jennifer Lawrence, se sacrificaba para reemplazar a su hermana como tributo en unos juegos sangrientos en los que para demostrar su poderío el Capitolio elegía a jóvenes de los doce distritos para que compitieran por su vida mientras todos veían cómo se mataban unos a otros por tevé, unos con angustia y otros disfrutando. Allí el único objetivo de Katniss era tratar de sobrevivir, pero traiciona el espíritu de ese circo romano al aliarse con Peeta (Josh Hutcherson) su compañero de distrito. En “Los Juegos del Hambre: En llamas” -donde toma la dirección Francis Lawrence- ella se convierte en un símbolo de la rebelión y se agudiza su enfrentamiento con el presidente Coriolanus Snow (Donald Sutherland), quien quiere eliminarla y para eso crea unos juegos especiales, de los que la joven y algunos de sus amigos escapan. La represalia es terrible y Snow ordena la destrucción del distrito de Katniss: el 12.

En “Los Juegos del Hambre – Sinsajo Parte 1” a Katniss le cuesta transformarse en Sinsajo, el símbolo de la rebelión y desde el clandestino Distrito 13 comienzan los preparativos para el enfrentamiento con el Capitolio de donde rescatan a Peeta, a quien le lavaron el cerebro.

En el final, que desde el jueves se podrá ver en los cines de la región, la heroína -quien en un principio parecía debatirse también entre el amor que cree tener hacia su amigo de toda la vida, Gale (Liam Hemsworth) y lo que comienza a sentir por Peeta- lidera ya sin dudas el ataque al Capitolio, que la espera a ella y a sus seguidores con macabras trampas que harán difícil la victoria.

En el principio una joven inocente se conmovía y asombraba por todo, en el final la misma joven reconoce su fuerza y entereza para luchar, un mensaje de empoderamiento hacia los adolescentes y las mujeres que no pasó desapercibido para millones de fans que un vez más volverán a llenar las salas de cine.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios