López Anadón: “Hay que pasar la coyuntura”

El presidente del IAPG, Ernesto López Anadón, se refirió a la crisis abierta en el sector petrolero y en especial en Vaca Muerta. Destacó el potencial de la formación y apostó a que el congelamiento sea transitorio.



El presidente del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG), Ernesto López Anadón, le esquiva a los análisis de los temas coyunturales, convencido de que pasado el tiempo no reflejan la realidad. Sin embargo trazó un horizonte de lo que puede ser el desarrollo de Vaca Muerta y, ante la polémica generada por el congelamiento del precio del barril, planteó que “todo dependerá de si son medidas coyunturales o se convierten en políticas de Estado de los próximos gobiernos”.
En diálogo con “Energía On” López Anadón repasó el estado actual de la formación no convencional y también del desarrollo el petróleo convencional.

P- ¿Cómo creen que afectará a Vaca Muerta el congelamiento del precio del crudo?
R- Hay que esperar a ver cómo se acomodan las cosas, ver qué surge de esto. Una medida de este tipo impacta en la actividad, impacta en las cuentas provinciales y en las cuentas públicas también.
Hay que esperar porque tampoco para la industria del petróleo 90 días es mucho tiempo, estamos pensando en un recurso enorme para Argentina que hay que explotarlo y tiene mucho futuro porque nos puede llevar 20 ó 30 años explotar este recurso, estos 90 días no van a marcar algo.
Este año venía creciendo la producción, con muchos anuncios. Las compañías no dijeron que lo que anunciaron ayer no lo van a hacer mañana porque además hay muchos compromisos firmados así que hay que esperar.
Este es un momento difícil para el país y las empresas estarán pensando qué actitud toman en función del momento que viven. Si son medidas transitorias es una forma de encararlo, si es una política de estado es otra cosa. Prefiero pensar que una industria que tiene tanto para hacer, un futuro tan largo, esto lo va a transitar, pero depende de si es una coyuntura o una política de estado.
Hemos vivido como país del agro y Vaca Muerta puede licuar esa deuda que hoy tenemos y espero que los gobiernos puedan dar las políticas que se corresponden sean del partido que sean. Hay que pasar la coyuntura y espero que no caigamos en el cuento del huevo y la gallina: si desarrollamos Vaca Muerta vamos a salir de esa coyuntura.

“Vaca Muerta está en un estado incipiente de desarrollo. Falta mucha actividad que traerá muchos beneficios para todo el país”.

P- ¿Cómo ven el actual estado de Vaca Muerta?
R- Vaca Muerta en este momento está en la parte incipiente del desarrollo, mucha gente dice que Vaca Muerta es muy importante en el mundo pero Permian, que sí es importante en el mundo, produce 4 millones de barriles de petróleo por día. Nosotros recién producimos 70 mil barriles, esa es la distancia que tenemos para que esto sea realmente un shale de impacto tiene que producir 500.000 ó 1 millón de barriles así que nos falta un montón de mucha actividad y con muchos beneficios económicos para el país.

P- ¿Cómo puede impactar el país alcanzar ese nivel de actividad?
R- Vaca Muerta tiene que llegar a sumar 500 a 1.000 pozos por año así que imagínense lo que Vaca Muerta puede llegar a ser.
Esto tiene un derrame en todo el país porque no es sólo Neuquén. Tenés que hacer transporte de gas, exportaciones, los fabricantes, las compañías de servicios, las pymes. Hoy hay clusters en Comodoro, en Mar del Plata, en Olavarría porque todos han empezado a mirar a la industria del gas y el petróleo y están dando servicios a esta industria desde Puerto Madryn, que antes se dedicaban a otra cosa. La industria del agro empezó a vendernos su tecnología para mover la arena.
Vaca Muerta puede ser una cosa importantísima para Argentina pero estamos empezando. Hoy estamos en la coyuntura, parafraseando a (Álvaro) Alzogaray, hay que pasar la primavera.

“Todavía hay varias cosas que se pueden hacer en el convencional pero son de más largo plazo y más costosas que en el no convencional”.

P- ¿Creen que la focalización en Vaca Muerta está dejando de lado el convencional?
R- El convencional son yacimientos más maduros donde se ha explorado mucho, se han desarrollado y perforado, se ha hecho recuperación secundaria y demás, entonces está en declino. Pero en Estados Unidos también declinan. Es lógico que sea un tema más complejo de desarrollar más reservas en el convencional que en el no convencional que es algo nuevo.
En el convencional hay que elevar mucha agua para sacar un metro cúbico de petróleo y eso te aumenta los costos. Los pozos que se perforan no tienen la misma productividad porque los mejores ya se perforaron. Es un tema muy de costos, hay que reducir al máximo todo lo que se gasta en un pozo para que sea rentable sacar un metro cúbico de petróleo. Y las reservas tienen un contenido económico relacionado con el precio porque es la economicidad con la que lo sacás y todo esto hace que sea más duro el convencional.
Sin embargo todavía hay cosas que se pueden hacer, hay algunos descubrimientos que se han hecho de gas y algunos pequeños con petróleo en Tierra del Fuego con Roch y está el desarrollo offshore de Total que tiene más por desarrollar. Hay cosas por hacer, después está el exploratorio del offshore que no se qué encontrarán. Todavía hay posibilidades en el convencional pero es con más inversión.

Uno a uno, los otros no convencionales

López Anadón repasó sus potenciales
Tight: “Creo que van a empezar a surgir proyectos como el de CGC en Santa Cruz”.
Los Monos: “Es muy amplia y profunda y es complicadísima de perforar”.
Cacheuta: “No se si es un objetivo porque es como que expulsó mucho petróleo y tiene poco dentro”.
Cuenca Austral: “Son rocas madres muy laminadas y con poco espesor”.
Comodoro: “Tiene un problema de falta de agua”.


Comentarios


López Anadón: “Hay que pasar la coyuntura”