Los barredores de nieve, los mejores aliados de los caminos

Son operados por un equipo de Vialidad provincial. Fueron fundamentales para el despeje del cruce Pino Hachado, donde por la intensa nevada quedaron varados 350 camiones.





La nieve en la provincia dice siempre presente durante la temporada invernal. Su presencia llega a cubrir una buena parte de los caminos de Neuquén. Para que las calzadas sean transitables hay un grupo de operarios de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) que con máquinas abren paso entre las capas blancas para que sea posible la circulación. Su tarea es vital para mantener la conectividad entre los distintos puntos.

En la última semana, parte de los trabajos de despeje y apertura se realizaron en la zona del Paso Internacional Pino Hachado, que por la nieve estuvo siete días si circulación.

Por el protocolo por el coronavirus, ahora trabaja un operario por máquina. En el caso del campamento de DPV que hay en Pino Hachado, trabajan seis personas por turno en jornadas que pueden extenderse por doce horas y en muchos ocasiones es con temperaturas bajo cero.

El cronograma que se sigue es de 10 días de trabajo por cuatro de descanso. “Se quedan a dormir en el campamento. Hay tres habitaciones. Se duermen alejados y cada uno tiene su propio mate”, contó Daniel Clause, subjefe de Distrito 2, encargado del campamento Pino Hachado.

Lo primero de todo cuando cae mucha nieve es encarar con las palas cargadoras y las topadoras”, explicó Clause. Cuando se saca la nieve se va dejando a los costados “y se va planchando para que el viento no la vuelva otra vez a la ruta”, continúo. Ahí recién es el turno de las motoniveladoras “para ya dejar el asfalto limpio del todo”.

También se suma el camión salero que con el producto que va arrojando “descongela la capa de hielo que va quedando” para que ya se pueda habilitar el paso de los vehículos.

Mientras se hace la liberación de la calzada “se trabaja lo que más se puede en el ensanche”, aclaró Clause.

Un gran aliado de los operarios es el pronóstico del tiempo. “Cuando se sabe que va a caer una nevada, antes tiramos sal que funciona como antihielo”, dijo.

Para habilitar de nuevo la zona del paso Pino Hachado, fueron casi tres días de arduos trabajos “por la cantidad de nieve que cayó y porque el clima no acompañaba”. Los tareas de despeje fueron durante el día y la noche. Por momentos las ráfagas rondaron los 100 kilómetros por hora.

Por las condiciones climáticas en la zona del paso Internacional más de 350 camiones estuvieron varados. El trabajo de los operarios permitió que los conductores puedan volver a transitar. En primera instancia se habilitó un solo carril.

La acumulación de nieve fue tanta que los bardones superaban las alturas de las máquinas que tienen 3,5 metros. Los mismos camioneros viralizaron por redes sociales el callejón que se creó en el extenso manto blanco para que puedan cruzar por la frontera.

“Hacía muchos años que no caía tanta nieve en la zona de Pino Hachado”, comparó el subjefe del Distrito 2 con temporadas anteriores.

Así abrían el camino hacia Pino Hachado. (Gentileza @Carlosureta12).

Despeje y mantenimiento como parte del Operativo Nieve

Los equipos de vialidad trabajan en toda la línea de la cordillera para mantener los caminos en condiciones para la circulación, ante las nevadas que se registran en este momento del año. Hay zonas donde el despeje está a cargo de Vialidad Nacional.

Todas las tareas forman parte del Operativo Nieve, que implica tareas de despeje de nieve, mantenimiento invernal y gestión de información diaria para los usuarios.

“Este año lo que sucedió es que hubo momentos, como hace tres semanas, que nevó en casi toda la provincia al mismo tiempo”, explicó Carlos Julián, director general de Conservación de la DPV.

Indicó que si bien “está nevando mucho” también ocurrió en gran cantidad el año pasado.

Julián describió que de toda la red de la DPV –unos 8.000 kilómetros– en invierno se trabaja de 4 a 5 mil kilómetros en la apertura y despeje ante las inclemencias climáticas.

“Entre rutas, accesos a parajes, comunidades y escuelas”, graficó.
Dijo que para el mantenimiento de los caminos hay operativas 45 motoniveladoras, 25 cargadoras, 35 camiones y unos 80 camionetas en circulación.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Los barredores de nieve, los mejores aliados de los caminos